Podcasts de historia

Trenes chocan cerca de Tokio, matando a más de 160 personas

Trenes chocan cerca de Tokio, matando a más de 160 personas


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Dos trenes de cercanías y un tren de carga chocan cerca de Tokio, Japón, matando a más de 160 personas e hiriendo al doble de ese número el 3 de mayo de 1962.

Era el Día de la Constitución en Japón cuando un tren de cercanías salió de la estación de Mikawashima a las 9:30 p.m. sacar pasajeros de Tokio. Tres millas al norte de la ciudad, un tren de carga pasó por una señal roja, lo que provocó que saltara la vía y chocara con el tren de cercanías. La mayoría de los pasajeros sobrevivieron a esta primera colisión.

Los sobrevivientes luego salieron del tren averiado y bajaron por un terraplén de 30 pies adyacente a los rieles. Minutos más tarde, un segundo tren de cercanías en la misma línea, con nueve vagones, bajó por las vías sin darse cuenta del choque y se estrelló contra la parte trasera del primer tren de cercanías. La colisión hizo explotar la caldera de la locomotora de vapor del tren de mercancías; el vapor resultante escaldaba a las personas que todavía estaban atrapadas en el tren.

Para empeorar las cosas, el primer tren de cercanías fue empujado por el terraplén justo encima de los pasajeros que habían escapado minutos antes. Más de 400 personas murieron o requirieron hospitalización.

La investigación posterior sobre el accidente resultó en la acusación de nueve de los miembros de la tripulación del tren de carga por negligencia criminal.


Los peores desastres ferroviarios del mundo

El sitio web de BBC News analiza algunos de los peores desastres ferroviarios que han ocurrido en todo el mundo en los últimos tiempos.

2007, República Democrática del Congo - Al menos 100 personas mueren y decenas más resultan heridas cuando fallan los frenos de un tren en el sur del país.

Funcionarios ferroviarios dicen que el tren, que transportaba mercancías y pasajeros, aceleró cuando fallaron los frenos y se volcaron siete vagones.

2005, India - Cien personas mueren cuando un tren de pasajeros se descarrila en las inundaciones en el sur de la India.

Siete de los 14 vagones descarrilaron y al menos tres cayeron a las aguas de la inundación después de que se derrumbara un puente.

2005, Pakistán - Tres trenes de pasajeros chocan cerca de Ghotki en la provincia sureña de Sindh, matando al menos a 132 personas e hiriendo a cientos.

La policía dijo que un tren que viajaba a Karachi se estrelló contra un tren averiado, catapultando vagones a través de la vía hacia el camino de otro tren.

2005, Japón - Más de 100 personas mueren cuando un tren de cercanías choca contra un bloque de apartamentos en la ciudad occidental de Amagasaki.

Alrededor de 450 personas también resultaron heridas en el incidente, que es el peor de Japón desde que una colisión de trenes mató a 161 personas cerca de Tokio en 1963.

2004, Sri Lanka - Hasta 2.000 personas mueren cuando un tren es envuelto por el tsunami del Océano Índico en Telwatta, 110 km (75 millas) al sur de la capital, Colombo.

Más de 1.500 personas iban en el tren, con destino a la ciudad sureña de Galle, pero se les unieron cientos de aldeanos que se subieron a bordo para evitar el tsunami.

Los cuerpos aún se estaban recuperando meses después de la tragedia de diciembre, que se cree que es el peor desastre ferroviario del mundo.

2004, Corea del Norte - Al menos 150 personas mueren y 1.300 resultan heridas cuando un tren choca contra una línea eléctrica cerca de la frontera con China y enciende vagones de petróleo y productos químicos.

Más de 30 edificios públicos y viviendas para 8.000 familias están destruidos.

2004, Irán - Casi 300 personas mueren cuando los vagones de tren se liberan y ruedan unos 20 km (12 millas) antes de descarrilarse y prenderse fuego.

Los aldeanos se reúnen para mirar, pero hay una gran explosión.

Los iraníes preguntan cómo una carga tan volátil, que incluye azufre, gasolina, fertilizantes y algodón, podría transportarse en el mismo convoy.

2002, Tanzania - Casi 300 mueren cuando un tren de pasajeros que transporta a más de 1200 personas pierde potencia en la cima de una colina cerca de la capital, Dodoma, y ​​retrocede a gran velocidad hacia un tren de carga.

El conductor y el guardia están acusados ​​de no aplicar los frenos lo suficientemente rápido.

2002, Egipto - Un tren se incendia después de salir de El Cairo hacia Luxor, matando a 373 personas.

El tren está lleno al doble de su capacidad y más de 100 cuerpos están tan quemados que no se pueden identificar.

1998, India - Unos 201 pasajeros mueren en el estado de Punjab, cuando el servicio de Delhi a Amritsar se descarrila y es atropellado por el tren de Jammu a Calcuta, que viaja en la dirección opuesta.

1995, India - En Uttar Pradesh alrededor de 300 mueren y más de 400 resultan heridos después de que dos trenes expresos chocaran cerca de Agra.

1994, Angola - Los frenos defectuosos hacen que un tren se precipite en un barranco en Tolunda, Angola, matando a 300 personas.

1991, Pakistán - Un tren que transportaba a 800 pasajeros de Karachi a Lahore choca contra un tren de carga estacionado en Ghotki, matando a más de 100 personas.

1990, Pakistán - Un tren de pasajeros choca contra un tren de carga parado en la provincia de Sindh, matando a más de 210 personas.

1989, Rusia - En lo que se cree que es el peor desastre ferroviario de Europa en los últimos años, cerca de 400 mueren cerca de la ciudad de Ufa.

Una explosión de gas estalla debajo de dos trenes que transportan a más de 1.200 personas.

1981, India - En Bihar, 800 personas mueren cuando un ciclón arroja un tren al río.

Se cree que es el peor de muchos desastres en la extensa pero superpoblada red ferroviaria de la India.


La peor tragedia en Alabama y todos los demás estados del sur

24/7 Wall Street analizó el desastre más grande en cada estado. Algunos de los eventos fueron desastres naturales, como huracanes y tornados, mientras que otros fueron tragedias evitables, como explosiones de minas y colisiones de trenes, por ejemplo. En ambos casos, la tecnología y las prácticas modernas han ayudado a limitar la pérdida de vidas y propiedades, mientras que la reacción del público a muchos de estos eventos eventualmente condujo a la mejora de los códigos de seguridad y la infraestructura, salvando vidas futuras pero a un costo terrible. Aquí están las peores tragedias en todos los estados del sur:

Tragedia: Explosión de Sultana
Fecha: 27 de abril de 1865
Total de muertes: 1,700+
Otro evento considerado: Inundación del río Mississippi de 1927

El 27 de abril de 1865, 2.300 ex prisioneros de guerra del Ejército de la Unión se apiñaron en el vapor Sultana en el río Mississippi para el viaje de regreso a casa. En el camino, una caldera mal reparada en el barco explotó, encendiendo otras calderas. El fuego envolvió el barco, que finalmente se hundió, matando a más de 1.700 ex prisioneros de guerra.

Tragedia: Explosión del transbordador espacial Challenger
Fecha: 28 de enero de 1986
Total de muertes: 7
Otro evento considerado: Huracán Okeechobee

En lo que probablemente sea el desastre más visto de todos los tiempos, el transbordador espacial Challenger explotó el 28 de enero de 1986 cuando millones de personas vieron el lanzamiento desde casa. La atención en el lanzamiento se incrementó debido a la presencia de Christa McAuliffe, quien se suponía que sería la primera maestra en el espacio. La explosión mató a los siete astronautas a bordo. Una investigación encontró que dos juntas tóricas de goma, diseñadas para separar las secciones del propulsor del cohete, habían fallado debido a las bajas temperaturas.

Tragedia: Winecoff Hotel Fuego
Fecha: 7 de diciembre de 1946
Total de muertes: 119
Otro evento considerado: Bombardeo de la Villa Olímpica de Atlanta

El incendio del hotel Winecoff en Atlanta el 7 de diciembre de 1946 mató a 119 personas y sigue siendo el incendio de hotel más mortífero en la historia de Estados Unidos. El hotel Winecoff de 150 habitaciones, el más alto de Atlanta, no tenía escaleras de incendios ni rociadores automáticos, pero había sido catalogado como "absolutamente ignífugo". La causa del incendio es desconocida.

Tragedia: Beverly Hills Supper Club Fuego
Fecha: 28 de mayo de 1977
Total de muertes: 165
Otro evento considerado: 2009 tormenta de hielo

El Beverly Hills Supper Club, que alguna vez fue un hotspot que acogió a estrellas como Frank Sinatra, se incendió el 28 de mayo de 1977 y mató a 165 personas. Posteriormente, el incendio se atribuyó al hacinamiento, la falta de capacitación del personal en procedimientos de evacuación y emergencia y la ausencia de alarmas audibles o sistemas de rociadores.

Tragedia: Huracan Katrina
Fecha: 29 de agosto de 2005
Total de muertes: 1,833
Otro evento considerado: Vuelo 759 de Pan Am

La aproximación del huracán Katrina llevó al alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, a emitir la primera evacuación obligatoria de la ciudad el día antes de que la tormenta tocara tierra. A pesar de la orden, Nueva Orleans y el resto de Luisiana sufrieron daños masivos, tanto en vida como en infraestructura, por la tormenta. Los diques y malecones construidos por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército fracasaron, inundando el 80 por ciento de Nueva Orleans. De las 1,577 muertes directas e indirectas en Luisiana, el 40 por ciento fueron por ahogamiento. El huracán Katrina causó entre $ 108 y $ 160 mil millones en daños en varios estados, incluido Alabama, y ​​es el huracán más costoso en la historia de Estados Unidos.

Foto: Estado de Mississippi


Tragedia: Gran inundación de Mississippi de 1927
Fecha: 1926-1927
Total de muertes: 250+
Otro evento considerado: Fuego de club nocturno Rhythm

Más de 16 millones de acres fueron inundados por la Gran Inundación del Río Mississippi de 1926-1927. Las inundaciones desplazaron a unas 640.000 personas que se extendían desde Illinois hasta Luisiana y provocaron una migración masiva de la población afroamericana a las ciudades del norte.

Tragedia: Joplin Tornado
Fecha: 22 de mayo de 2011
Total de muertes: 158
Otro evento considerado: Colapso de la pasarela de Hyatt

El tornado que arrasó Joplin, Missouri el 22 de mayo de 2011 mató a 158 muertos y devastó la ciudad. El tornado fue clasificado como EF5, la clasificación más alta, con vientos de más de 200 millas por hora. El tornado fue el más costoso en la historia de Estados Unidos, causando daños estimados en 2.800 millones de dólares.

Tragedia: SS Centroamérica
Fecha: 12 de septiembre de 1857
Total de muertes: 425
Otro evento considerado: Muerto en accidente ferroviario de Rennert


Tren de fabricación japonesa involucrado en accidente mortal en Taiwán

Tokio / Hualien, Taiwán & # 8211 El tren que descarriló en el este de Taiwán el viernes, matando al menos a 50 personas e hiriendo a más de 140, fue un tren fabricado por Japón & # 8217s Hitachi Ltd., lo que lo convierte en el segundo accidente mortal en Taiwán que involucra un tren de fabricación japonesa en menos de tres años.

En octubre de 2018, un tren fabricado por otra empresa japonesa, Nippon Sharyo Ltd., se vio involucrado en un accidente mortal.

El accidente del viernes y # 8217 ocurrió cuando un tren lleno chocó con un vehículo en las vías y luego se descarriló dentro de un túnel, en el peor accidente ferroviario de la isla en décadas.

Las autoridades dijeron que la devastadora colisión fue causada por un vehículo de mantenimiento ferroviario que se deslizó por un terraplén sobre las vías cerca de la ciudad costera oriental de Hualien.

& # 8220 (El conductor) era sospechoso de no apretar el freno de estacionamiento lo suficiente como para que el vehículo se deslizara 20 metros & # 8230 en la línea del tren & # 8221 Feng Hui-sheng, subdirector de la Autoridad de Ferrocarriles de Taiwán, dijo a los reporteros.

Las imágenes de los medios locales de la escena mostraban la parte trasera de un camión de plataforma amarilla de costado al lado del tren a solo unos metros de la entrada del túnel.

El tren de ocho vagones estaba lleno con unas 480 personas que se dirigían hacia la costa este para el Festival anual de limpieza de tumbas, un día festivo de cuatro días.

La Agencia de Ferrocarriles de Taiwán dijo que 146 pasajeros fueron enviados al hospital además de los 50 muertos confirmados.

Un ciudadano francés fue uno de los muertos, mientras que dos japoneses y un residente de Macao resultaron heridos. Una declaración anterior de la agencia arrojó una cifra de muertos de 51.

Una sobreviviente no identificada le dijo al canal de noticias TVBS sobre pasajeros atrapados, algunos pidiendo ayuda, otros inconscientes.

& # 8220Había mucha gente presionada debajo de los asientos y otros encima de esos asientos también & # 8221, dijo.

La presidenta Tsai Ing-wen visitó un centro de respuesta a emergencias en la capital, Taipei, y dijo que los investigadores llegarían al fondo de cómo pudo haber ocurrido un accidente tan mortal.

& # 8220 Definitivamente aclararemos la causa del incidente que ha causado grandes víctimas & # 8221, dijo a los periodistas.

& # 8220Espero que los fallecidos puedan descansar en paz y los heridos puedan recuperarse pronto. & # 8221

& # 8220Es cierto & # 8217 que el tren fue hecho por Hitachi. Pero no sabemos la causa del accidente, así que no puedo hacer ningún comentario, dijo antes un funcionario de Hitachi.

Taiwán tardó dos años en publicar el informe final de la investigación sobre el accidente de octubre de 2018, en el que murieron 18 personas y 291 resultaron heridas.

Aunque se descubrió que ese accidente estaba relacionado con cuestiones administrativas, se ha presentado una demanda por daños y perjuicios contra Nippon Sharyo.

Hitachi suministró un total de 48 vagones de tren a Taiwán en 2006-2007. En 2015, la empresa recibió un pedido de las autoridades taiwanesas por 16 automóviles adicionales.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, ofreció sus condolencias tras el accidente.

& # 8220Estoy muy desconsolado & # 8221, escribió Suga en Twitter, que también apareció en chino. & # 8220 Expreso mi más sentido pésame a los fallecidos y ofrezco mi más sentido pésame por las personas que sufrieron en el accidente. & # 8221

Por otra parte, el secretario jefe del gabinete, Katsunobu Kato, principal portavoz del gobierno de Japón, dijo en una conferencia de prensa que Tokio estaba preparada para ofrecer cualquier ayuda necesaria.

& # 8220Si hay una solicitud del lado de Taiwán con respecto al apoyo, queremos considerar una posible asistencia & # 8221 Kato.

Los equipos de rescate trabajan en el lugar de un tren que descarriló luego de chocar con un vehículo de mantenimiento ferroviario (arriba amarillo) que se deslizó por un terraplén sobre las vías en las montañas de Hualien, en el este de Taiwán, el viernes. | AFP-JIJI

El accidente ocurrió en la línea ferroviaria este de Taiwán # 8217 alrededor de las 9:30 a.m.

Las imágenes publicadas por el periódico local UDN mostraron que la parte delantera del tren dentro del túnel había sido pulverizada en una malla metálica retorcida.

Los rescatistas trabajaron durante horas para llegar a los atrapados dentro del túnel y sacarlos, usando sierras circulares para cortar láminas de metal deformadas.

Las imágenes publicadas por la Cruz Roja de Taiwán mostraron que especialistas con cascos y faros tenían que usar el techo del tren accidentado para llegar a las personas dentro del estrecho túnel de vía única.

A media tarde, las autoridades dijeron que no quedaban personas dentro de los vagones, pero que decenas de rescatistas permanecían en el lugar al anochecer, según los reporteros en el lugar del accidente.

Debido a una larga historia de terremotos mortales, Taiwán ha experimentado equipos de rescate en estado de alerta permanente para hacer frente a desastres y rescatar a las personas atrapadas.

Las personas que estaban más atrás en el tren pudieron alejarse del accidente relativamente ilesas.

Una transmisión en vivo de Facebook por UDN fuera del túnel mostró una fila de vagones de tren sin daños con rescatistas que ayudaban a los pasajeros a escapar.

& # 8220Se sintió como si hubiera una sacudida repentina y violenta y me encontré cayendo al suelo, & # 8221 una sobreviviente no identificada le dijo a la red, diciendo que sufrió un corte en la cabeza.

& # 8220 Rompimos la ventana para subir al techo del tren para salir. & # 8221

El Festival anual de barrido de tumbas es una época especialmente ocupada para las carreteras y ferrocarriles de Taiwán.

Durante el festival, la gente regresa a las aldeas ancestrales para limpiar las tumbas de sus familiares y hacer ofrendas.

La línea ferroviaria oriental de Taiwán # 8217 suele ser un atractivo turístico popular en su espectacular y menos poblada costa oriental.

Con la ayuda de múltiples túneles y puentes, se abre camino a través de imponentes montañas y espectaculares gargantas antes de ingresar al pintoresco valle de Huadong.

El accidente del viernes # 8217 parece ser uno de los peores accidentes ferroviarios registrados en Taiwán.

El último descarrilamiento importante de un tren en Taiwán fue en 2018 y dejó 18 personas muertas en el extremo sur de la misma línea.

Ese accidente fue el peor de la isla desde 1991, cuando 30 pasajeros murieron y 112 resultaron heridos después de que dos trenes chocaran en Miaoli.

Treinta también murieron en 1981 después de que un camión colisionara con un tren de pasajeros en un paso a nivel y enviara autobuses por un puente en Hsinchu.

El periódico Apple Daily dijo que el peor accidente de la isla fue en 1948, cuando 64 murieron.

Otro accidente en 1961 mató a 48 personas, mientras que un accidente de 1978 dejó 41 muertos.

En una época de desinformación y demasiada información, el periodismo de calidad es más crucial que nunca.
Al suscribirte, puedes ayudarnos a que la historia sea correcta.


& # x27Fue un pánico & # x27

Testigos presenciales hablaron de un incendio feroz y pánico, con imágenes de televisión que mostraban a pasajeros aterrorizados que salían de los vagones después de la colisión.

Un hombre que viajaba en el primer vagón le dijo a la emisora ​​nacional NHK que se escuchó un sonido & quot; quotsudden & quot; y que el impacto dejó a la gente apilada una encima de la otra.

--Vi llamas. Entonces el fuego se volvió cada vez más intenso. Así que todos se apresuraron a salir. Fue un pánico '', dijo este testigo.

Otra persona que presenció la escena dijo que había llamas provenientes de la parte inferior del camión y que el & quotsmoke era horrible & quot.

Los trenes japoneses tienen una merecida reputación por su seguridad y puntualidad y los accidentes son raros.

A principios de este año, 14 personas sufrieron heridas leves cuando un tren sin conductor en los suburbios de Tokio salió por el camino equivocado y se estrelló contra los parachoques.

En abril de 2005, un tren de cercanías a gran velocidad cerca de Osaka saltó las vías en una curva cerrada durante la hora pico de la mañana y se estrelló contra una torre de apartamentos. El conductor y 106 pasajeros murieron y más de 550 personas resultaron heridas.

El accidente fue el peor desastre ferroviario de Japón desde 1963, cuando 161 personas murieron en Yokohama después de que un tren de carga chocara con un camión y luego fuera atropellado por dos trenes de pasajeros.


Jugando repetidamente con el peligro

La primera muerte de Los Alamos por radiación producida por la criticidad ocurrió en septiembre de 1945, 25 días después de que el físico Harry Daghlian bajara deliberadamente una gran pieza de plutonio en una cavidad hecha de ladrillos de tungsteno que reflejaba los neutrones que escapaban del plutonio hacia él, en un experimento arriesgado que los científicos apodaron "hacer cosquillas en la cola del dragón".

Cuando Daghlian acercó el último ladrillo a la pila, un medidor de radiación cercano hizo clic frenéticamente cuando los neutrones chocaron furiosamente con otras partículas, advirtiéndole que se avecinaba un accidente crítico. Pero cuando trató de retirar el ladrillo, éste cayó y el destello lo atrapó. Murió 28 días después de ser irradiado.

En mayo siguiente, el científico de Los Alamos Louis Slotin también estaba probando los límites de la criticidad del plutonio mientras otros siete científicos observaban. Slotin estaba colocando una cáscara de berilio esférica alrededor de un pozo de plutonio. Pero mientras bajaba lentamente el hemisferio superior sobre el inferior, se deslizó hacia abajo, saliendo de la punta de su destornillador.

Slotin separó las dos mitades del núcleo con un destornillador. Se resbaló, matándolo.

El destello azul revelador que siguió le dio a Slotin suficiente radiación para matarlo cinco veces, y los siete observadores en la habitación recibieron dosis que iban desde casi letales hasta benignas. Slotin evitó una calamidad peor al separar rápidamente las dos mitades del pozo, antes de que la reacción pudiera volverse autosostenida. Nueve días después, murió a la edad de 35 años.

Volvió a suceder en Los Álamos, doce años después, cuando el químico Cecil Kelley se subió a una pequeña escalera para remover una tina que contenía residuos de plutonio. Cuando se volvió demasiado concentrado, los trabajadores afuera vieron un destello azul brillante y escucharon un golpe sordo. Pronto, vieron a Kelley afuera, desconcertado. "¡Me estoy quemando!" Él gritó. "Me estoy quemando".

Los primeros médicos que trataron a Kelley no estaban seguros de lo que había sucedido porque estaba trabajando solo y demasiado aturdido para describir su experiencia. Una enfermera, una de las primeras en tratarlo, no sospechaba que había estado expuesto a la radiación y comentó sobre su "bonita piel rosada", un síntoma parecido a una quemadura solar de su exposición a la radiación, según un relato del accidente publicado en la revista Los Alamos Science en 1995.

Kelley murió en el hospital de Los Alamos unas 35 horas después del accidente.

Todas estas muertes fueron evitables. "El elemento humano no solo estuvo presente, sino que fue la causa dominante en todos los accidentes", escribió un equipo de expertos en seguridad de criticidad de Los Alamos y sus contrapartes rusas en un estudio definitivo de 60 accidentes de criticidad publicado por el laboratorio en 2000.

Los informes de la última década sugieren, sin embargo, que estos errores no tuvieron un gran impacto en las prácticas de criticidad en Los Alamos. Ese laboratorio siempre ha sido el más prominente y mejor financiado - y según el notorio comentario del Secretario de Energía Samuel Bodman en una audiencia del Congreso en 2007, el más infectado por la "arrogancia" y resistente al escrutinio independiente - de los laboratorios de armas nucleares de Estados Unidos.

En 2005, poco antes de que las empresas con fines de lucro arrebataran el control mayoritario del laboratorio a la Universidad de California, el "programa de seguridad de criticidad nuclear del laboratorio no cumplía con muchos de los" estándares de la industria nuclear, según un informe del DOE de 2008.

"No pudimos probar que estábamos a salvo", dijo Doug Bowen, un ingeniero nuclear que estaba en el personal de seguridad de criticidad del laboratorio en ese momento, "ni siquiera cerca".

Dos meses después de la adquisición, la Junta de Seguridad de Instalaciones Nucleares de Defensa, una agencia de supervisión federal independiente en Washington, concluyó que el personal del laboratorio de 10 ingenieros de seguridad de criticidad necesitaría triplicarse. Su presidente también dijo que las deficiencias no habían recibido la atención adecuada de la NNSA.

El director de operaciones nucleares y de alto riesgo de Los Alamos en ese momento, Robert McQuinn, desestimó esa queja en una respuesta por escrito el mes siguiente. "LANL no cree que una criticidad inadvertida sea creíble", dijo McQuinn, sin hacer referencia a la historia del laboratorio. Pero también prometió que el laboratorio "ha hecho y sigue haciendo un progreso significativo en la resolución de los problemas".

Pero la seguridad no era la principal preocupación en Washington. Para fomentar una mayor eficiencia y productividad, el Departamento de Energía agitó millones de dólares a sus nuevos socios corporativos * como recompensas potenciales por cumplir con los plazos para diseñar armas y construir componentes de bombas en PF-4. Hacerlo creó una mentalidad entre los gerentes y sus equipos de trabajo que planteó desafíos para los expertos en seguridad como Bowen.

"Las operaciones siempre intentarán traspasar los límites para poder producir tanto como puedan dentro del límite de seguridad cuando estén presionando para hacer algo", dijo Bowen. “De vez en cuando, toman decisiones que asumen que van a estar bien”, pero en cambio terminan excediendo los límites, explicó.

También se ofreció una bonificación si el laboratorio comenzaba a cumplir con los estándares básicos de seguridad de criticidad. Pero Bowen dijo que, en su opinión, cumplir con los requisitos mínimos no debería necesitar ni merecer un pago de bonificación.

El nuevo grupo corporativo prometió llevar el laboratorio a los estándares de seguridad requeridos en 2007. Pero ese septiembre, cuando miembros de la Junta de Seguridad de Instalaciones Nucleares de Defensa inspeccionaron las bóvedas de plutonio en PF-4, descubrieron mucho más material presente de lo que mostraban los inventarios, lo que planteaba nuevos riesgos de fisión espontánea si algunos de ellos se compactaban demasiado. Entonces, en septiembre de 2007, el laboratorio cerró el PF-4 durante un mes y le dijo al DOE que había creado una Junta de Seguridad de Criticidad Nuclear para analizar y solucionar los problemas persistentes del laboratorio.

Sin embargo, en 2010, cuando el Departamento de Energía hizo una revisión, no encontró "notas o registros oficiales" que el grupo hubiera conocido, según un informe interno del Departamento de Energía. La fecha prometida por el laboratorio para mejorar la seguridad de la criticidad se había deslizado a 2008, luego a 2010 y luego a 2011.


Ido Fishin & # 39

Lo que debería haber sido una maniobra de aterrizaje y salto de bote resbaladizo se volvió fatal para una de las dobles en el set de la comedia familiar de acción en vivo de Disney de 1997 Me he ido a pescar'. En una escena en la que se suponía que un bote golpearía una rampa y aterrizaría entre otros dos botes, el conductor de acrobacias involucrado supuestamente golpeó la rampa en ángulo, volcándolo y enviándolo volando hacia otros dos botes, que luego golpearon a un grupo de extras parados como la multitud de fondo. Janet Wilder, de 29 años, resultó herida de muerte por el accidente y otras cuatro personas resultaron heridas, incluido su esposo, cuya mano sostenía en el momento del impacto, y su padre.


LONDON FIRE JOURNAL & amp BRITISH FIRE HISTORY

17 de enero de 2008: aterrizaje forzoso del vuelo 38 de British Airways en Heathrow.

2 de enero de 2008 - Royal Marsden Hospital, 25 bombas. 79 pacientes evacuados.

29 de agosto de 2007 - Standard Road, Park Royal. 15 bombas.

29 de junio y 1 de julio de 2007: dos incendios de 20 bombas en la Universidad de Westminster, Watford Road, Harrow, con días de diferencia. El primer incendio involucró cilindros de gas, el segundo involucró aulas, dijo la BBC.

21 de mayo de 2007 - Cutty Sark, King William Walk, Greenwich. 8 bombas.

26-27 de abril de 2007 - Tiendas de Oxford Street. 30 bombas.

19 de febrero de 2007 - Albert Court, Kensington Gore, South Kensington. 30 bombas.

4 de octubre de 2006 - Pellet Yard, Nobel Road. 20 bombas.

12 de julio de 2006 - Un par de incendios de 20 bombas el mismo día en Aerodrome Road y Iron Mountain, Twelvetrees Crescent, Bow.

16 de julio de 2005 - Staples Corner, Cricklewood. 20 bombas.

14 de julio de 2005 - Incendio en una fábrica. Casa VDC, South Way, Wembley. 30 bombas. El sitio de construcción del estadio fue evacuado como precaución.

7 de julio de 2005 - Bombardeos en tránsito. Más de 50 muertos. 700 heridos. Estación de metro Edgware Road, 12 bombas Kings Cross Underground, 12 bombas Aldgate Underground, 10 bombas.

6 de septiembre de 2004 - Chasewood Park, Sudbury Hill, Harrow. 20 bombas.

20 de julio de 2004 - 419 Bethnal Green Road, Londres. 2 bomberos muertos. 8 bombas.

30 de abril de 2004 - 145 Coles Green Road, Cricklewood. 20 bombas.

27 de abril de 2004 - Inundaciones repentinas. El cuerpo de bomberos recibe más de 1.000 llamadas.

7 de agosto de 2003 - Stonefield Way, South Ruislip. 20 bombas.

29 de julio de 2003 - Telstar House, Eastbourne Terrace, Paddington. 20 bombas.

2 de junio de 2003 - Waitrose, Bullards Lane, Finchley. 20 bombas.

2 de septiembre de 2002: siete personas rescatadas del incendio de un albergue. Montagu Place, Marylebone. 8 bombas.

7 de agosto de 2002 - Tormentas eléctricas azotan Londres. El cuerpo de bomberos recibe 1.400 llamadas.

29 de julio de 2002 - West London & amp Ealing College, The Green. 20 bombas.

6 de junio de 2002 - Palacio de Buckingham. 20 bombas.

24 de agosto de 2001 - Mays Transport, Hindsman Way, Dagenham. 20 bombas.

22 de octubre de 2000 - Zotefoams, Mitcham Road, Croydon. 30 bombas.

16 de julio de 2000: The Big Yellow Storage, 100 Garratt Lane. 30 bombas.

5 de octubre de 1999 - Desastre ferroviario de Paddington, Barlby Road. 12 bombas.

2 de septiembre de 1999 - 40 Earlham St. 20 bombas.

19 de julio de 1999 - Ferry Lane, Rainham. 20 bombas.

30 de abril de 1999 - Atentado con bomba en Admiral Duncan Public House, Old Compton Street

4 de enero de 1998 - Sahib Foods, 163 Brent Road, Southall. 20 bombas.

12 de diciembre de 1997 - Aeropuerto de Heathrow, Terminal Uno. Cientos de vuelos retrasados, desviados o cancelados. 15 bombas.

15 de noviembre de 1996 - Selsdon Court, Dormers Rise, Southall. 20 bombas.

22 de septiembre de 1996 - Mill Lane, Waddon, Croydon. 20 bombas.

18 de febrero de 1996 - Bombardeo a bordo de un autobús en West End.

10 de febrero de 1996 - Bombardeo en Docklands.

2 de febrero de 1996: dos grandes incendios. Marsh Wall, 20 bombas. Kwikfit, The Hyde, Edgware Road, 15 bombas.

17 de enero de 1996 - Natwest Tower. Incendio en el techo. 500 llamadas recibidas al "999".

24 de agosto de 1993 - Atentado con bomba en Bishopsgate, Ciudad de Londres. 20 bombas.

10 de abril de 1992 - Atentado con bomba en St. Mary Axe, City de Londres. 3 civiles muertos.

21 de julio de 1990: atentado con bomba en la Bolsa de Valores de Londres.

31 de marzo de 1990 - Poll Tax Riot, Trafalger Square.

12 de febrero de 1990 - Teatro Savoy.

20 de agosto de 1989: hundimiento de la marquesa. 51 muertos.

12 de diciembre de 1988 - Desastre ferroviario de Chapham Junction.

18 de noviembre de 1987 - King's Cross underground. 31 muertos, incluido el oficial de la estación de Soho, Colin Townsley.

31 de marzo de 1986 - Palacio de Hampton Court.

17 de diciembre de 1983 - Harrod's, en el centro de Londres. 6 muertos, 90 heridos.

27 de julio de 1982 - Edificio de la administración pública, The Strand. 20 bombas.

20 de julio de 1982 - Bombas en Hyde Park y Regents Park. 11 muertos, 50 heridos.

18 de enero de 1981: incendio de una casa, New Cross Road, Deptford, 13 muertos.

16 de agosto de 1980: 37 muertos en un incendio en un club en Soho.

10 de julio de 1980 - Alexandra Palace.

27 de abril de 1980 - Incendio de un barco de la vieja Caledonia en el Támesis. 15 bombas.

26 de enero de 1979 - Villiers House. 40 bombas.

1 de noviembre de 1978 - The Granary, Camley Street. 35 bombas. El bombero Stephen Neil de la estación Barbican murió cuando la pared se derrumbó en un camión de bomberos.

15 de marzo de 1976 - Atentado con bomba en el tren de la línea Hammersmith & amp City cerca de West Ham.

29 de enero de 1976: serie de atentados con bombas en West End.

5 de septiembre de 1975: atentado con bomba en London Hilton.

28 de febrero de 1975 - Estación de metro Moorgate. El tren de Drayton Park se estrelló contra un túnel sin salida, matando a más de 40 personas durante la hora pico de la mañana.

13 de diciembre de 1974 - Hotel Worsley, Maida Vale. Mueren 7 personas, incluido el bombero en período de prueba Hamish Petit.

22 de octubre de 1974 - Bombardeo en Brooks Club.

17 de julio de 1974 - Bombardeo en la Torre de Londres.

17 de junio de 1974: atentado con bomba en Westminister Hall.

10 de septiembre de 1973: atentados con bombas en las estaciones de Kings Cross y Euston.

22 de mayo de 1972 - Gardiner's Corner, Whitechapel. Bloque comercial y de oficinas totalmente involucrado.

31 de octubre de 1971 - Bombardeo en la torre de la oficina de correos.

9 de agosto de 1971 - Almacén de Riverside, Battlebridge Lane, cerca de Tooley Street. 40 bombas.

17 de julio de 1969 - Granja de tanques en Dudgeons Wharf, Isle of Dogs. 5 bomberos muertos.

6 de junio de 1969 -Leinster Towers Hotel, Bayswater. Múltiples rescates de escalera. 30 bombas.

5 de noviembre de 1967 - Desastre ferroviario ecológico.

22 de septiembre de 1966 - Bambergers Timber Yard, Grovelands Road, Tottenham. 30 bombas.

22 de septiembre de 1965 - Grocers 'Hall, City de Londres. 30 bombas.

5 de diciembre de 1964: estación de tren de Bishopsgate. 60 bombas.

11 de agosto de 1960 - Incendio en el tubo de Redbridge.

28 de julio de 1958 - Incendio en un tubo en Holland Park.

23 de enero de 1958 - Union Cold Storage Co. en Smithfield Market. 2 bomberos muertos. Más de 1.000 bomberos asistieron al incidente.

4 de diciembre de 1957: desastre ferroviario de Lewisham.

5 de octubre de 1954: un incendio destruyó el piso superior de la oficina de clasificación de Royal Mail Mount Pleasant, Clerkenwell.

11 de mayo de 1954 - Almacén de frutas y verduras en Covent Garden. 3 bomberos muertos.

8 de abril de 1953: colisión trasera de dos trenes de Central Line en el túnel entre Stratford y Leyton. 12 civiles muertos.

19 de enero de 1951 - Incendio y colapso del almacén de Eldon Street. 3 bomberos muertos. Otros 22 heridos, incluido C.P. McDuell, subjefe de bomberos cuya pierna fue amputada.

31 de diciembre de 1946: dos trenes de la Línea Metropolitana chocan en la niebla cerca de Northwood, provocando un incendio. 3 muertos.

25 de noviembre de 1944: el más mortífero de los ataques con cohetes V2 alemanes. Woolworths, Nueva Cruz. Más de 160 muertos.

16 de noviembre de 1940 - La estación de bomberos de Wandsworth es demolida en un ataque aéreo, matando a seis bomberos - W. Brum, L. Isaacs y W. Beard, murieron durante la guardia, y A. Turner, C. Andreazzi y D. Aust, murieron en salón de recreo. Los bomberos L. Aylett y E. Bowler sobrevivieron, descansando debajo de la mesa de billar.

7 de octubre de 1940 - La estación de bomberos del Soho en el centro de Londres recibió un impacto directo en un ataque aéreo, matando al oficial de la estación William Wilson y al bombero auxiliar Frederick Mitchell.

7 de septiembre de 1940 al 15 de mayo de 1941 - The Blitz, Segunda Guerra Mundial. Bombardeo aéreo generalizado por parte de Alemania. Miles de muertos, incluidos más de 300 bomberos regulares y auxiliares. El Palacio de Buckingham, por sí solo, sufrió nueve impactos directos durante los ataques.

26 de julio de 1939: las bombas IRA explotan en las estaciones de Kings Cross y Victoria.

17 de mayo de 1938: dos trenes de District Line chocan cerca de Charing Cross, 6 muertos.

27 de diciembre de 1937 - HMV Record Shop, Oxford St.

30 de noviembre de 1936 - Crystal Palace.

7 de marzo de 1936 - Muelles comerciales de Surrey.

27 de septiembre de 1935 - Colonial Wharf, Wapping High Street. 60 bombas. Quemado durante cuatro días.

16 de noviembre de 1934 - Últimos pisos del edificio de oficinas, Farringdon St., cerca de Ludgate Circus.

1925 - Museo de cera Madame Tussauds.

30 de enero de 1918 - Pepper Mills, Vauxhall. Fuego y colapso. 7 bomberos muertos.

20 de enero de 1917: explosión de una planta de municiones. 50 muertos. 100 heridos.

24 de agosto de 1916 - Bombardeo aéreo de Zeppelin, Primera Guerra Mundial.

Agosto de 1911 - Hotel Carlton.

Dec. 20, 1909 - Arding and Hobbs department store, near Clapham Junction, destroyed by fire.

June 9, 1902 - Queen Victoria Street. 8 civilians, beyond reach of fire brigade ladders, die.

April 12, 1902 - Commercial buildings, Barbican.

July 12, 1901 - West India Docks.

Nov. 19, 1897 - Cripplegate fire damages 100 buildings, primarily warehousing.

May 8, 1892 - Scott's Oyster Bar, Coventry Street. 4 dead.

Dec. 30, 1890 - Fire sweeps four commercial blocks in vicinity of Queen Victoria and Thames streets near Blackfrair's Bridge.

Oct. 13, 1890 - Rowley & Brock hat factory, Middle Street. 11 dead. Many injured.

Oct. 30, 1883 - First known bombings on London Underground, between Charing Cross and Westminster and at Paddington Praed Street. 60 people injured.

Aug. 14, 1883 - Fire in lunatic asylum, Southall Park. Six dead, including Dr. Robert Boyd.

Dec. 7, 1882 - Alhambra Theatre, Leicester Square. 2 firemen killed. HRH George, Prince of Wales - honorary firefighter - almost killed by falling wall.

Oct. 1, 1869 - Fireworks explosion. 69 Moscow Road, Bayswater. 7 dead.

June 23, 1861 - Warehouse at Cotton’s Wharf, Tooley Street. James Braidwood, chief of insurance industry's London Fire Engine Establishment, killed by falling wall. Incident led to organization of municipal fire service.

Oct. 30, 1841 - Tower of London.

Jan. 10, 1838 - Royal Exchange.

Oct. 16, 1834 - Houses of Parliament destroyed. Records show 64 men and 12 engines attended fire.

Sept. 2-Sept. 5, 1666 - Great Fire of London. Four fifths of London destroyed.


10 Lessons Learned From Past Rail Accidents

The Crash /// By the official count, 84 people died in the Couronnes Disaster, a tragic rail fire in turn-of-the-century Paris. After the train caught fire, many passengers tried to flee, but found no escape from the tunnel. Here's the original New York Times story on the disaster, which reported that 100 were dead, "Suffocated in Tunnel by Smoke From Burning Train."

The Lesson /// Transit historian Brian Cudahy, who wrote about the disaster in A Century of Subways tells PM that that the French disaster led companies to adopt some of the fire safety procedures we're familiar with today. Most notably, it established the idea that fire exits should be available and marked.

The Crash /// Multiple factors conspired to make Nov. 1, 1918, a dangerous day to ride a train in New York City. A union of locomotive engineers had just gone on strike, pressing an inexperienced motorman into service. And the tunnel on Malbone St. in Brooklyn had just opened. That day, operator Edward Luciano took a tight corner at more than 30 miles per hour, wrecking the train. Cudahy wrote an entire book about the disaster. In his research he confirmed 93 fatalites, though other sources claim as many as 103.

The Lesson /// Cudahy says that by 1918 New York's subways were already using "dead man's controls," which stop the train if the driver is incapacitated. And some had controls that automatically slowed a train that was going too fast, especially downhill. But unfortunately, "the line over which the fatal train was operating did not have such hardware," Cudahy says.

The Crash /// The Windy City's most catastrophic rail accident occurred in 1977, when three cars fell off the elevated tracks after two trains collided at the Ravenswood stop downtown. Chicago had just installed a system that made a train brake automatically if it sensed another one ahead, much like the train in the D.C. accident on Monday should have done. However, Chicago operators back then could override the stop signal if the train was traveling at less than 15 miles per hour. And because "ghost signals" happened occasionally, many drivers did roll past red lights. "The system interpreted the station stop as the required stop, and so the motorman should have been operating under `sight rules,'" Cudahy says. "But he didn't. And he didn't even keep his eyes on the track ahead."

The Lesson /// In the aftermath of this wreck, the Chicago Transit Authority changed the rules and forbade operators from proceeding on their own--from then on they had to call Central Control before continuing through a stop sign.

The Crash /// Great Britain has seen plenty of rail accidents over the years. The deadliest in recent times occurred near Clapham Junction in southern London. Thirty-five people died in a rush-hour collision of two trains carrying an estimated 1300 people between them.

The Lesson /// An inquiry into the accident recommended that the entire British rail system install automatic train protection. But the government balked at enormous bill--nearly £750 million--and instead privatized the rail system.

The Crash /// Another disaster on a curve occurred in 1999, this time near Glenbrook, Australia. After stopping at a signal, an intercity passenger train came around the bend and ran into the back of an Indian Pacific long-distance passenger train, killing seven and injuring 51. The special commission of inquiry report cited several problems that led to the crash. First, it noted, "there has been a general failure in New South Wales organisations to embrace advances that have been made in the management of rail safety internationally and in other industries." However, in this case the more important problem was the failure of communication. Before the accident, while sitting at the stop signal, the driver of the intercity train reportedly asked the signaler, "I'm going past it am I, mate?" The signaler replied, "You certainly are," and the driver took off, only to hit the Indian Pacific train parked at another red light further up the road. While the two trains shared the same track, they used totally different communications systems and couldn't talk to each other. So the intercity train driver had no idea the other train was up ahead until he pulled around the corner and saw it, but by then it was too late. And when the Indian Pacific driver tried to call the signaler before the accident, he didn't get through.

The Lesson /// In 2004, the Australasian Railway Association put together a plan to unify communications for all its rail lines.

RELATED STORIES

* PLUS: How to Spend $14 Billion to Improve U.S. Rail

* ANALYSIS: Could Maglev Fix America's Trains?

* EARLIER: The Top 5 Fastest Trains

* REBUILDING AMERICA: U.S. Infrastructure News

The Crash /// People aren't the only cargo endangered by rail accidents. In 2001 a cargo train carrying hazardous materials caught fire in the Howard Street tunnel in Baltimore, burning for three days with temperatures as high as 1800 F.

The Lesson /// The Baltimore train wasn't carrying spent nuclear waste, but other trains that pass through that tunnel do carry such cargo. The state of Nevada and the National Science Foundation both issued reports in 2003 stating that a nuclear fuel disaster in the area could contaminate 32 square miles, and that the Baltimore fire in 2001 appeared to exceed the temperatures that casks carrying spent nuclear fuel could withstand. However, a report by the Nuclear Regulatory Commission disagreed, finding that no nuclear fuel would have been released in such a fire.

The Crash /// America's next toxic train disaster spilled liquefied chlorine in Graniteville, South Carolina. A cargo train collided with a parked locomotive because a switch was in the wrong position.

The Lesson /// As a result of that wreck and others like it, the Next Generation Rail Tank Car Project is rolling out new designs for cargo cars that could minimize the damage from these disasters by using double walls, crumple zones and stronger steel.

The Crash /// More than 100 people died in 2005 when a train jumped a curve in Amagasaki, Japan. The rail company, JR West, admitted the accident could have been avoided if the train had been equipped with an automatic stopping system to prevent the operator from taking the curve too fast.

The Lesson /// The accident also provided a cultural lesson. While the driver took the blame for taking a corner 46 kilometers per hour faster than he should have, the rail company took flack for putting too much pressure on its drivers. Before the accident, conductors who made mistakes were forced to go through "re-education programs," so they were under intense pressure to keep on schedule.

The Crash /// It is calamitous enough when one train rear-ends another, as happened yesterday in Washington. But it's often deadlier when two trains hit head-on. That happened last year in Chatsworth, Calif., when a Metrolink commuter train collided into a Union Pacific freight train and 25 people died. The investigation concluded that the Metrolink operator missed a signal that he wasn't clear to enter a single track area because the freight train had right-of-way.

The Lesson /// Kathryn O'Leary Higgins, chairwoman of the National Transportation Safety Board panel that probed the incident, said she found four major safety violations leading to the crash (for one, a conductor was texting just beforehand). Metrolink will soon install cameras on its trains to monitor operators and engineers.

The Crash /// Last December, an MTA train derailed on Staten Island after the operator, who had only a little more than eight hours off to celebrate Christmas between shifts, missed a safety stop and crashed into a steel bumper. In the final seconds, she reached for the emergency brake but pulled the air horn instead. The train was out of service, so no passengers were on board. But the train operator lost her job.

The Lesson /// Make sure that train operators are getting enough sleep.


For 40 Years, Crashing Trains Was One of America’s Favorite Pastimes

Texas

On September 15, 1896, two locomotives crashed head on 14 miles north of Waco, Texas. The locomotives’ boilers exploded on impact, sending debris flying through the air for hundreds of yards, killing at least two spectators and maiming countless others. One man even lost an eye to a flying bolt.

But no one ran from the calamity. In fact, after the crash, thousands of bystanders ran toward the destroyed locomotives hoping to claim a piece of the wreckage. That’s because the 40,000 or so people scattered along the tracks that September day knew the locomotives were going to crash and had paid to be there.

From 1896 until the 1930s, staged train wrecks were a popular—albeit destructive—event at fairs and festivals across the U.S., long before anyone ever thought of wrecking old automobiles at a demolition derby or monster truck rally.

The “Crash at Crush” trains before the collision. The Texas Collection, Baylor University

One of the first staged train wrecks was done in 1895 by a railroad equipment salesman named A.L. Streeter in Ohio. The wreck used the same formula that nearly all other staged train wrecks would follow for the next 40 years. Organizers would lay a stretch of track, usually anywhere from 1,800 feet to a mile-long, and then get two old steam locomotives and put them at either end of the track facing each other. They would then hire two brave locomotive engineers to wait for a signal from the organizer. When they got the go-ahead, the engineers would pull the throttles back as far as they could to get the locomotives up to speed. They would then jump from the locomotive before the two trains crashed in front of a crowd who had paid a few dollars to see the spectacle.

According to the historian James J. Reisdorff’s book The Man Who Wrecked 146 Locomotives, Streeter’s wreck was so successful that there were at least six staged train collisions the following year, including the most infamous one north of Waco, Texas, known as the “Crash at Crush.”

The wreck near Waco was the brainchild of William George Crush, a passenger agent for the Missouri-Kansas-Texas Railroad, better known as the “Katy Railroad.” The Katy had been struggling to regain its financial footing following the Panic of 1893 and the appropriately named Crush was tasked with finding a way to attract new passengers to the railroad. Crush offered a deal where people could pay two dollars to ride the Katy to the wreck from anywhere in Texas.

Crush secured two old steam locomotives, Nos. 999 and 1001, and painted them red and green. Railroad employees then built a stretch of track between three hillsides that formed a natural amphitheater, perfect for viewing the wreck. Crush expected a crowd of 20,000 people to come to the event, so he built a temporary town and called it “Crush.” To support the thousands of spectators he drilled water wells, set up a borrowed circus tent to house a restaurant, and built a wooden jail in case people got out of hand. He even hired 200 constables to keep the peace.

The trains just as they struck. The Texas Collection, Baylor University

On September 15, people began to arrive at Crush aboard trains that would steam into town every few minutes. By 4 p.m., more than 40,000 people had arrived, far more than Crush’s original estimate, making Crush the second-largest city in Texas, at least for a few hours.

At approximately 5:10 p.m., Crush climbed on his horse and rode to a spot between the two locomotives. At the wave of Crush’s hat, the two trains began to barrel toward each other. The locomotives reached 50 miles per hour before they collided, crunching into a mass of bent steel and shattered wood before exploding. One witness described the terror: “There was a swift instance of silence, and then, as if controlled by a single impulse, both boilers exploded simultaneously and the air was filled with flying missiles of iron and steel varying in size from a postage stamp to half a driving wheel.” A Civil War veteran who was there said it was more terrifying than the Battle of Gettysburg.

Prior to the event, Crush had asked a number of Katy engineers about the dangers of crashing two locomotives. All of them but one said it was safe. The engineer who said the locomotives would explode was quickly dismissed as a negative naysayer.

Crush was fired immediately after the crash, but after realizing that most people in attendance had a great time, the railroad rehired Crush the next day and he worked for the Katy until he retired.

The “Crash at Crush” explosion. The Texas Collection, Baylor University

While Crush was perhaps the most well-known train wrecker, one man turned it into a career. Joe Connolly staged more than 70 wrecks and destroyed at least 146 locomotives between 1896 and 1932. He even earned the nickname “Head-On Joe.”

Connolly grew up in Iowa along the tracks and as a boy often wondered what would happen if two trains ran into each other. “I believed that somewhere in the makeup of every normal person there lurks the suppressed desire to smash things up,” Connolly wrote in an article in 1933. “So I was convinced that thousands of others would be just as curious as I was to see what actually would take place when two speeding locomotives came together.”

Besides wanting to satisfy his boyhood wonder, Connolly worked in theater and knew a good show when he saw it. For his first collision, Reisdorff writes, he teamed up with a veteran locomotive engineer, J.H. Bancroft, in order to safely carry out the event. Connolly went to the state fair board in Des Moines and offered to put on a crash for $5,000. That initial price was a bit too steep for the board but he came back with a more acceptable offer: $3,000 plus a cut of the ticket sales. The board agreed and on September 9, 1896—a week before the infamous Crash at Crush—Connolly held his first staged wreck. About 5,000 people paid 50 cents each to sit in the grandstand to watch the show and thousands more stood along the fence outside. The wreck was a success and both Connolly and the fair made a profit.

The crowds swarmed the wreck, hoping to take home a souvenir. The Texas Collection, Baylor University

Connolly began to criss-cross the country putting on wrecks from Boston to Los Angeles, Tampa to Salt Lake City. According to Reisdorff, he also found ways to add to the spectacle, including strapping dynamite to the front of the locomotives and filling freight cars behind the engines with gasoline and hot coals so the vehicles would be engulfed in flames after they derailed. Connolly and other train wreckers also liked to paint names and phrases on the sides of the trains for different political candidates or causes so that spectators could cheer for their respective locomotive. One wreck in 1932 featured “Hoover” versus “Roosevelt.” Connolly got so proficient at putting on train wrecks that he allegedly even tried copyrighting it, although Reisdorff was unable to find proof that he ever actually filed the paperwork to do so.

By the 1930s, staged train wrecks were starting to lose their popularity because wrecking old but otherwise useful locomotives was seen as wasteful at the height of the Great Depression. Connolly put on his final wreck at the Iowa State Fair in 1932. According to Reisdorff’s book, after the destructive display, Connolly said, “Well that’s that,” and walked away.

The last staged train wreck for public viewing was in 1935, but that was not the last time people crashed two locomotives on purpose. In 1951, two steam locomotives were wrecked in Colorado in front of the cameras for the movie Denver and Rio Grande, a western-themed film about the construction of the railroad of the same name.

Even today, train wrecks still offer grim appeal for the public. One only needs to look at the 2010 disaster movie Unstoppable to see an example of a modern audience waiting with bated breath for a train wreck. But the trend of destroying trains in front of a live audience is one that died out long ago, along with Connolly and Crush, the masters of the bizarre craft.


Important Events From This day in History January 4th

A surprise attack by members of the Ku Klux Klan on a black residential area of Rosewood, Fla left 8 people dead. Over the next few days, white mobs attacked and killed African Americans, and burned most of the buildings in the town including the local black church in Rosewood. The all-black town of Rosewood, a north Florida community of 120 people, was burned to the ground

Donald Campbell is killed on Coniston Water in the Lake District while attempting to break his his own water speed record in his jet-powered boat, the Bluebird K7

2006 : A suicide bomb attack at a Shia funeral in Northern Baghdad kills at least 32 people and injured dozens of others. During the last 7 days the number and intesity of car bombings and suicide attacks has increased with the death toll reaching more than 200.

2007 has been a bad year for car sales due to the housing market problems and the over all credit squeeze. But to make matters worse Toyota continues to gain ground with new car sales overtaking Ford in the US and GM car sales declining decreasing the gap between Toyota and GM for the number 1 US car sales slot. Predictions for 2008 are gloomy as many forecast even more problems in the housing market and predictions of the lowest new car sales in the US in ten years back to the levels of 1998.

Nancy Pelosi is elected as the first female Speaker of the United States Congress in U.S. history.

Mike Huckabee for the Republican and Barack Obama for Democrats win the Iowa caucuses

Luis Armando Pena Soltren, a man from Cuba, was sentenced to fifteen years in jail for hijacking a plane going to Puerto Rico from New York in 1968, forcing the pilots to fly to Havana, Cuba instead. His two accomplices had been sentenced in the 1970s, but Pena Soltren remained in Cuba until he visited family in the United States in 2009.

2013 : A gunman opened fire in the Philippine town of Kawit, killing seven and injuring another six people. The attack appeared to be random and was carried out by a local man who was shot and killed by the police.

Russia has announced that authorities will set up a zone where protests could be held at the Winter Olympics in Sochi. They announced that protests would be allowed to take place if approved by authorities and that the ban would still be in place in the games areas.


Ver el vídeo: Trenes vs humanos (Mayo 2022).


Comentarios:

  1. Mikami

    En mi opinión, no tienes razón. Estoy seguro. Vamos a discutir. Escríbeme en PM.

  2. Fariq

    ¿Lo has intentado tú mismo?

  3. Cacanisius

    Creo que no tienes razón.

  4. Shakaran

    Sí, veo que ya eres local aquí.

  5. Ludlow

    Creo que están equivocados. soy capaz de demostrarlo. Escríbeme por MP, te habla.

  6. Hoc

    Trabajo perdido.



Escribe un mensaje