Podcasts de historia

Mohenjo Daro, Pakistán

Mohenjo Daro, Pakistán


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Valle del Indo en Pakistán, 1922: un oficial descubrió las ruinas de la antigua ciudad Mohenjo Daro (que significa Montículo de los Muertos), que se cree que es una de las primeras ciudades del mundo.

Según los arqueólogos, la ciudad fue construida alrededor del 2600 a. C. y fue una de las ciudades más grandes de la zona en su día. Se desconoce quién ocupó exactamente esta antigua ciudad durante ese período de tiempo. Entre sus ruinas no se pueden encontrar grandes edificios, palacios o templos; sin embargo, la ciudad podía albergar a unos 34.000 habitantes, tenía una infraestructura compleja que incluía sistemas de agua y alcantarillado, y albergaba riquezas, evidencia de lo cual se ha encontrado en cerámica y otros elementos arqueológicos.

Pero, ¿qué acabó con esa civilización? ¿Por qué desaparecieron de repente? Esto también sigue siendo un misterio. Se especula que la ciudad fue abandonada por el cambio climático o la falta de comercio, pero otras sugerencias van más allá de nuestra imaginación.

Muchas teorías de la conspiración sugieren, pero no han verificado, que algo mucho más grande sucedió en Mohenjo Daro. Los científicos de Pakistán creen que la ciudad es mucho más antigua. Señalan que durante las excavaciones de 1922, se encontraron una gran cantidad de esqueletos tumbados sugiriendo que sufrieron una muerte súbita. Además, los ladrillos encontrados en las ruinas muestran signos de fusión por temperaturas extremas, similares a las encontradas después de una explosión nuclear. Según William Sturm, los ladrillos no podrían haberse derretido solo con fuego, sino con algo más intenso. Algunos investigadores incluso afirman que algunas áreas de Mojenjo Daro tienen niveles de radiación más altos de lo esperado. Ninguno de estos argumentos ha sido probado, pero los hallazgos ciertamente plantean algunas preguntas interesantes.

David Davenport, un investigador inglés, sugirió que la gran ciudad de Mohenjo Daro se refiere a uno de los sitios del Bhagavad Gita que sufrió un ataque y destrucción repentinos. Un ataque de esa escala, que devastó toda la ciudad, tiene muchas similitudes con un holocausto nuclear, como se describe en el Mahabharata. Sin embargo, en el Mahabharata, aunque hay muchas referencias a peleas, muertes instantáneas, armas extrañas y máquinas de vuelo extrañas, y dioses con superpoderes, no hay una referencia clara a una explosión atómica.

Mohenjo Daro todavía desconcierta a los arqueólogos y está abierto a nuevos descubrimientos y nuevas pruebas que responderán a todas las preguntas. Pase lo que pase realmente allí, es un lugar misterioso que espera ser explorado.

enlaces relacionados

Libros relacionados

Videos relacionados


    Mohenjo-daro

    Mohenjo-daro es un sitio arqueológico de una de las ciudades más grandes del Valle del Indo, que prosperó alrededor del año 2000 a. C. Los pseudohistoriadores y defensores de antiguas civilizaciones avanzadas o visitas extraterrestres afirman que hay evidencia de que su población fue asesinada por la explosión de una bomba atómica alrededor del 1500 a. C. La evidencia ofrecida está plagada de pseudociencia, por lo que, como era de esperar, ha aparecido de manera destacada en el programa de History Channel. Alienígenas Ancestrales.


    Explorando Mohenjo Daro y Harappa

    Mohenjo Daro y Harappa son dos de los asentamientos más antiguos del mundo. La infraestructura de ambos sitios era tan robusta que todavía existe en forma de ruinas. En este blog, exploraremos los dos por separado.

    Mohenjo Daro

    Créditos: Facebook / Mohenjo Daro Travel

    Mohenjo Daro, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se encuentra en la provincia de Sindh, a 37 minutos en coche de Larkana. Es uno de los lugares históricos más famosos de Sindh. Moen Jo Daro significa "Montículo de los muertos" en sindhi, que es un idioma que se habla localmente.

    Historia

    Según los hallazgos de los arqueólogos, la ciudad de Mohenjo Daro fue construida alrededor del siglo 26 a.C., lo que la convierte en uno de los asentamientos más grandes de la antigüedad. Fue uno de los principales asentamientos urbanos de la civilización del valle del Indo, también conocida como la civilización Harappa.

    Mohenjo Daro era una ciudad avanzada, ya que sus ruinas muestran signos de notable ingeniería civil y tácticas de planificación urbana. Aparte de este asentamiento, Harappa, Lothal, Kalibangan, Rakhigarhi y Dholavira eran los centros urbanos de la civilización del valle del Indo, que se extendía hasta la frontera iraní.

    Redescubrimiento

    Durante más de 3.700 años, la joya arqueológica de Mohenjo Daro permaneció indocumentada. Sin embargo, después de algunos hallazgos de impedimentos, en la década de 1920 comenzaron excavaciones a gran escala para desenterrar el sitio de Mohenjo Daro. Fue dirigido por John Marshall, quien era el Director General del Estudio Arqueológico de la India en ese momento.

    En 1965, el trabajo de excavación en el sitio de Mohenjo Daro se detuvo cuando el lugar mostraba signos de daños climáticos. En 1980, grupos de inspección italianos y alemanes realizaron más investigaciones en el área para profundizar en los secretos de Mohenjo Daro.

    Hace solo cuatro años, en 2015, los Fondos Nacionales de Pakistán llevaron a cabo perforaciones en seco en este sitio, cuyos hallazgos sorprendieron a todos. Una gran parte del sitio histórico aún no ha sido desenterrada.

    Infraestructura Urbana

    Créditos: Facebook / Mohenjo Daro Travel

    Mohenjo Daro tenía una infraestructura cuidadosamente planificada. Según una estimación mencionada en Manual de Oxford de ciudades en la historia mundial, la ciudad tenía una población de alrededor de 40.000 personas.

    Las ruinas de esta ciudad apuntan a un nivel encomiable de organización social. Se sabe que Mohenjo Daro tiene grandes baños públicos, salones de actos, casas con patios interiores y también algunas construcciones de varios pisos.

    El trabajo de excavación realizado hasta la fecha en Mohenjo Daro ha desenterrado más de 700 pozos de agua en esta ciudad de la antigüedad. Estos hallazgos son una prueba evidente de la efectividad del sistema de suministro de agua que existía en Mohenjo Daro.

    Artefactos

    Créditos: Facebook / Museo de Artefactos

    Se han descubierto una gran cantidad de artefactos como resultado de las excavaciones realizadas en Mohenjo Daro. Estos incluyen herramientas hechas de cobre y piedra, figuras y esculturas, balanzas y pesas, artículos de joyería y juguetes. Estos objetos se han conservado en el Museo Nacional de Pakistán en Karachi.

    Viajando a Mohenjo Daro

    Si planea viajar al sitio histórico de Mohenjo Daro en avión desde Karachi, le tomará alrededor de una hora llegar allí. El aeropuerto de Mohenjo Daro carece de infraestructura avanzada, lo que significa que solo aviones más pequeños podrían aterrizar aquí. El costo de un boleto de ida hacia / desde Mohenjo Daro es de alrededor de PKR 6,000.

    Con la ayuda del expreso Khushal Khan Khattak, puede llegar a Dokri, que es la única estación de tren más cercana a Mohenjo Daro. El tren sale de Karachi alrededor de las 9 pm todas las noches y tardará 9 horas en llegar. La tarifa del boleto para un asiento sin aire acondicionado en un tren de Karachi a Mohenjo Daro es PKR 400, que sube a PKR 1000 para un asiento con aire acondicionado.

    Muchos lugareños y turistas viajan desde la ciudad de Larkana a Mohenjo Daro con la ayuda de rickshaws y taxis. Contratar un taxi para recorrer la distancia entre Larkana y Mohenjo Daro puede costarle alrededor de PKR 500-1000. El rickshaw parece ser una opción más asequible que solo se puede contratar por alrededor de PKR 200.

    Harappa

    Créditos: Facebook / Harappa

    Harappa es un sitio arqueológico muy famoso ubicado a una distancia de 24 km de Sahiwal en Punjab. El pueblo actual que inspiró el nombre de este sitio histórico está situado a una distancia de 1 km de las ruinas de Harappa. En este sitio se han encontrado restos de la ciudad fortificada de la Edad del Bronce, que formaba parte de la civilización del valle del Indo.

    Historia

    La civilización Harappa es anterior al 6000 a. C. Es la civilización más antigua conocida, con sistemas económicos y sociales y centros urbanos. La civilización del valle del Indo se extendía desde las estribaciones del Himalaya hasta Sindh y Punjab en Pakistán y Gujrat en el sureste de la India.

    El sitio de Harappa sufrió grandes daños en el año 1857 como resultado de las obras de construcción realizadas para el enlace ferroviario entre las ciudades de Lahore y Multan.

    Redescubrimiento

    Harappa se descubrió inicialmente en la década de 1820, pero entonces no se llevaron a cabo trabajos de excavación en el sitio. Sin embargo, después del descubrimiento y excavación de Mohenjo Daro, el interés de los arqueólogos aumentó en la historia de la civilización del valle del Indo. Este renovado interés les hizo redescubrir la histórica ciudad de Harappa y comenzar los trabajos de excavación en este sitio con una nueva perspectiva.

    Infraestructura Urbana

    Créditos: Facebook / Ancient Indus

    La ciudad de Harappa, que comprende una infraestructura urbana eficaz, fue el hogar de 23.000 residentes. Este antiguo asentamiento urbano cubría un área total de 150 hectáreas, en su mayoría con casas de ladrillos de arcilla.

    Tanto Mohenjo Daro como Harappa tenían diseños y planificación urbanos similares. La infraestructura de la ciudad de Harappa tenía viviendas individuales y combinadas, casas de ladrillo con techos planos, centros religiosos y administrativos fortificados.

    Artefactos

    Algunos de los artefactos más exquisitos han sido desenterrados del sitio de Harappa. Estos valiosos objetos incluyen sellos grabados con motivos animales y humanos, herramientas de piedra y cobre, adornos decorativos, esculturas modeladas a mano, juguetes y artículos de joyería. La mayoría de estos artefactos se han conservado en el Museo Arqueológico ubicado en Harappa, Punjab.

    Viajando a Harappa

    Siendo la ciudad más cercana a Harappa, un sitio arqueológico de fama mundial, Sahiwal sirve como el centro principal para visitantes y turistas. Harappa está a solo 45 minutos en coche de Sahiwal. Con una tarifa de solo PKR 15, un autobús público de Sahiwal a Harappa sale cada 30 minutos.


    Mohenjo-Daro: antigua ciudad india destruida por armas nucleares hace 4000 años

    La historia nos enseñó que la mayoría de las civilizaciones antiguas se extinguieron debido a calamidades naturales o fueron destruidas en guerras entre sí. Mucha gente cree que la tecnología que poseen los humanos en el mundo moderno es la avanzada, nunca antes creada. ¿Crees que es cierto? ¿De verdad crees que la civilización humana moderna es la más avanzada? El mundo vio su primera bomba nuclear en 1945 después de que fuera probada con éxito en Alamogordo, Nuevo México, Estados Unidos. No mucho después de esto, Estados Unidos lanzó su arma más poderosa sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki y acabó con casi toda la población que vivía allí.

    ¿Fue posible tener tal explosión hace 4000 años? No tenemos cintas de video o fotografías para demostrarlo, pero algunos investigadores creen que la antigua ciudad del sur de Asia Mohenjo-Daro, también conocida como & # 8220Mound of the Dead & # 8221, alguna vez tuvo el asentamiento antiguo más avanzado destruido por la explosión nuclear. . La antigua ciudad india (ahora en Pakistán) estaba densamente poblada, situada justo en la orilla del río Indo. Fue una de las tierras fértiles donde vivió la antigua civilización del valle del Indo.

    Mohenjo-Daro, la antigua ciudad india que fue habitada por más de 40.000 personas hace 4000 años

    La ciudad fue descubierta en la década de 1920 junto con Harappa en la India británica. Los investigadores comenzaron a excavar el sitio en las décadas de 1920 y 1930, y luego en las décadas de 1950 y 1960. Fue la primera vez que el mundo llegó a conocer la antigua civilización india que existió hace 4000 años, compitiendo con la antigua civilización egipcia.

    Según los arqueólogos, la ciudad estaba bien planificada y las casas se construyeron con muebles de ladrillo. Lo más interesante fue la red de alcantarillado que se encontró en el sitio que recorría el centro de las calles. Además, tenía estructuras de ladrillos artificiales de agua potable para el público.

    Vista aérea de las ruinas de Mohenjo-Daro

    El investigador británico David Davenport descubrió que lo que había sucedido en Nagasaki también le ocurrió a Mohenjo-Daro en 2000 a. C. Pasó más de 12 años estudiando la ciudad, leyendo textos antiguos y cualquier información disponible sobre ella. Publicó su investigación sobre la ciudad en el libro & # 8220Atomic Destruction en 2000 AC. & # 8221

    Se estima que la antigua Mohenjo-Daro estaba habitada por 40.000 personas, pero el número podría llegar a los 100.000. De su investigación, citó el arma misteriosa pero poderosa mencionada en el texto sagrado hindú conocido como Mahabharata. Dijo que el arma llamada & # 8220Agneya & # 8221 (Sudārśana), un arma con forma de rueda que poseía el poder del trueno podría ser la razón detrás de la destrucción de esta antigua ciudad.

    & # 8220El Sudarshan Chakra [Agneya] es la única arma divina que está en constante movimiento. Podría realizar millones de rotaciones por segundo y tiene la capacidad de viajar varios millones de yojanas (1 Yojana = 12 km) en un abrir y cerrar de ojos. No se lanza, pero con fuerza de voluntad, se envía contra el enemigo. & # 8221

    Las ruinas de la ciudad ayudaron a Davenport sugiriendo que Mohenjo-Daro fue convertido en cenizas por las armas avanzadas en el pasado. Encontró varios objetos en el sitio que se calentaron hasta 1500 grados centígrados. También encontró el epicentro de la explosión, donde la tierra y los ladrillos en las 50 yardas se fusionaron, cristalizaron y fundieron. Toda esta evidencia mostró que ocurrió una poderosa explosión en el área que podría compararse con las bombas atómicas modernas.

    Un sello del Indo (2500-2400 a. C.) encontrado en Mohenjo Daro perteneció a la civilización del valle del Indo. En esta imagen, una gran figura sentada en un estrado rodeada por un búfalo cornudo, un rinoceronte, un elefante y un tigre. Crédito de la imagen: Museo Nacional de Delhi.

    En 1966, el autor británico Alexander Gorbovsky informó en su libro & # 8220Acertijos de la historia antigua& # 8221 sobre el esqueleto encontrado en el área, que contiene radiación 50 veces más que un nivel natural. La afirmación de Davenport & # 8217 también fue apoyada por un ingeniero espacial en Roma llamado Antonio Castellani, quien dijo que lo que había sucedido en Mohenjo Daro no era un fenómeno natural. Por cierto, no hubo actividad volcánica en la zona.


    Mohenjo Daro es uno de los asentamientos urbanos principales más antiguos del mundo de la civilización del valle del Indo con instalaciones modernas. Estuvo presente al mismo tiempo que las civilizaciones del antiguo Egipto, Mesopotamia y Creta. El sitio fue construido alrededor del 2500 a. C. y cubría un área de alrededor de 300 hectáreas.

    Fue descubierto en 1922 por R. D. Banerji, un oficial del Servicio Arqueológico de la India, y se realizó una excavación importante en 1930 bajo la dirección de John Marshall, su automóvil todavía está adornado en los museos Mohenjo-Daro.

    La razón detrás del declive de la ciudad aún se desconoce, pero el arqueólogo dice que los ataques externos, las terribles inundaciones, el cambio del curso del Indo y los terremotos son algunas de las razones de su destrucción.


    Mohenjo-Daro: una de las ciudades principales más antiguas del mundo y n. ° 8217

    Construida alrededor del 2500 a. C., Mohenjo-Daro fue uno de los asentamientos más grandes de la antigua civilización del valle del Indo, y una de las ciudades más antiguas del mundo, contemporánea con las civilizaciones del antiguo Egipto, Mesopotamia, Creta minoica y Norte Chico.

    Mohenjo-Daro fue abandonado en el siglo XIX a. C. como la civilización del valle del Indo declinó, y el sitio no fue redescubierto hasta la década de 1920. Desde entonces, se han realizado importantes excavaciones en el sitio de la ciudad, que fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980. El sitio está actualmente amenazado por la erosión y la restauración inadecuada.

    Mohenjo-Daro se encuentra al oeste del río Indo en el distrito de Larkana, Sindh, Pakistán, en una posición central entre el río Indo y el río Ghaggar-Hakra.

    Está situado en una cresta del Pleistoceno en medio de la llanura aluvial del valle del río Indo, a unos 28 kilómetros (17 millas) de la ciudad de Larkana.

    La cresta fue prominente durante la época de la civilización del valle del Indo, lo que permitió que la ciudad se mantuviera por encima de la inundación circundante, pero las inundaciones posteriores han enterrado la mayor parte de la cresta en depósitos de limo. El Indo todavía fluye al este del sitio, pero el lecho del río Ghaggar-Hakra en el lado occidental ahora está seco.

    Contexto histórico

    Mohenjo-Daro fue construido en el siglo 26 a. C.. Fue una de las ciudades más grandes de la antigua civilización del valle del Indo, también conocida como la civilización Harappa, que se desarrolló alrededor del 3000 a. C. a partir de la cultura prehistórica del Indo.

    En su apogeo, la civilización del Indo abarcó gran parte de lo que ahora es Pakistán y el norte de la India, extendiéndose hacia el oeste hasta la frontera iraní, hacia el sur hasta Gujarat en la India y hacia el norte hasta un puesto de avanzada en Bactria, con importantes centros urbanos en Harappa, Mohenjo-Daro, Lothal, Kalibangan, Dholavira y Rakhigarhi.

    Mohenjo-Daro fue la ciudad más avanzada de su tiempo, con una ingeniería civil y una planificación urbana notablemente sofisticadas. Cuando la civilización del Indo entró en declive repentino alrededor de 1900 a. C., Mohenjo-Daro fue abandonado.

    Redescubrimiento y excavación

    Las ruinas de la ciudad permanecieron indocumentadas durante unos 3.700 años hasta que R. D. Banerji, un oficial del Servicio Arqueológico de la India, visitó el sitio en 1919-20 identificando lo que él pensaba que era una estupa budista (150–500 d. C.) conocido por estar allí y encontrar un raspador de pedernal que lo convenció de la antigüedad del sitio.

    Esto condujo a excavaciones a gran escala de Mohenjo-Daro dirigidas por Kashinath Narayan Dikshit en 1924–25 y John Marshall en 1925–26.

    En la década de 1930 se llevaron a cabo importantes excavaciones en el sitio bajo el liderazgo de Marshall, D. K. Dikshitar y Ernest Mackay. Mortimer Wheeler y su aprendiz Ahmad Hasan Dani llevaron a cabo más excavaciones en 1945.

    La última gran serie de excavaciones fue realizada en 1964 y 1965 por George F. Dales. Después de 1965, las excavaciones fueron prohibidas debido a los daños causados ​​por la intemperie en las estructuras expuestas, y los únicos proyectos permitidos en el sitio desde entonces han sido excavaciones de rescate, estudios de superficie y proyectos de conservación.

    En la década de 1980, los grupos de investigación alemanes e italianos dirigidos por Michael Jansen y Maurizio Tosi utilizaron técnicas arqueológicas menos invasivas, como documentación arquitectónica, estudios de superficie y sondeos localizados, para recopilar más información sobre Mohenjo-Daro.

    Una perforación de núcleo seco realizada en 2015 por Pakistán & # 8217s National Fund for Mohenjo-Daro reveló que el sitio es más grande que el área desenterrada.

    Arquitectura e infraestructura urbana

    Mohenjo-Daro tiene un diseño planificado con edificios rectilíneos dispuestos en un plan de cuadrícula. La mayoría fueron construidas con ladrillos cocidos y morteros, algunos incorporaron superestructuras de adobe y madera secados al sol.

    El área cubierta de Mohenjo-Daro se estima en 300 hectáreas. El Oxford Handbook of Cities in World History ofrece un & # 8220débil& # 8221 estimación de una población máxima de alrededor de 40.000.

    El gran tamaño de la ciudad y la provisión de edificios e instalaciones públicas sugieren un alto nivel de organización social.

    La ciudad se divide en dos partes, la llamada Ciudadela y la Ciudad Baja. La Ciudadela: un montículo de adobe de unos 12 metros (39 pies) alto: se sabe que ha apoyado baños públicos, una gran estructura residencial diseñada para albergar a unos 5.000 ciudadanos y dos grandes salones de actos.

    La ciudad tenía un mercado central, con un gran pozo central. Los hogares individuales o grupos de hogares obtuvieron el agua de pozos más pequeños. Las aguas residuales se canalizaron a desagües cubiertos que se alineaban en las calles principales.

    Algunas casas, presumiblemente las de habitantes más prestigiosos, incluyen habitaciones que parecen haber sido reservadas para el baño, y un edificio tenía un horno subterráneo (conocido como hipocausto), posiblemente para baños calientes. La mayoría de las casas tenían patios interiores, con puertas que daban a los carriles laterales. Algunos edificios tenían dos pisos.

    Artefactos notables

    Numerosos objetos encontrados en la excavación incluyen figuras sentadas y de pie, herramientas de cobre y piedra, sellos tallados, balanzas y pesas, joyas de oro y jaspe y juguetes para niños.

    Muchas piezas de bronce y cobre, como figurillas y cuencos, se han recuperado del sitio, lo que demuestra que los habitantes de Mohenjo-Daro entendían cómo utilizar la técnica de la cera perdida.

    Se cree que los hornos que se encuentran en el sitio se usaron para trabajos de cobre y para fundir metales en lugar de fundirlos. Incluso parece haber una sección completa de la ciudad dedicada al trabajo de conchas, ubicada en la parte noreste del sitio. Algunas de las fábricas de cobre más destacadas recuperadas del sitio son las tablillas de cobre que tienen ejemplos de la escritura e iconografía del Indo sin traducir.

    Si bien el guión aún no se ha descifrado, muchas de las imágenes de las tabletas coinciden con otra tableta y ambas tienen el mismo título en el idioma indio, y el ejemplo que se muestra muestra tres tabletas con la imagen de una cabra montés y la inscripción en la parte posterior. leyendo las mismas letras para las tres tabletas.

    Se han recuperado tiestos de cerámica y terracota del sitio, y muchas de las ollas tienen depósitos de ceniza, lo que lleva a los arqueólogos a creer que se usaron para contener las cenizas de una persona o como una forma de calentar una casa ubicada en el sitio.

    Estos calentadores, o braseros, eran formas de calentar la casa y al mismo tiempo se podían utilizar para cocinar o colar, mientras que otros creen que se usaron únicamente para calentar.

    Ídolo de la diosa madre

    Descubierto por John Marshall en 1931, el ídolo parece imitar ciertas características que coinciden con la creencia de la Diosa Madre común en muchas civilizaciones tempranas del Cercano Oriente.

    Se han observado esculturas y estatuillas que representan a mujeres como parte de la cultura y religión de Harappa, ya que se recuperaron múltiples piezas femeninas de las excavaciones arqueológicas de Marshall. Estas cifras no se categorizaron correctamente, según Marshall, lo que significa que no está claro dónde se recuperaron del sitio.

    Los aspectos de fertilidad y maternidad que se exhiben en los ídolos están representados por los genitales femeninos que se presentan en un estilo casi exagerado como lo afirma Marshall, quien infiere que tales figurillas son ofrendas a la diosa, en oposición a la comprensión típica de que son ídolos que representan semejanza de la diosa.

    Debido a que las figuras son únicas en términos de peinados, proporciones corporales, así como tocados y joyas, existen teorías sobre a quién representan realmente estas figuras.

    Shereen Ratnagar teoriza que debido a su singularidad y descubrimiento disperso por todo el sitio, podrían ser figurillas de mujeres domésticas comunes, quienes encargaron estas piezas para ser utilizadas en rituales o ceremonias de curación para ayudar a las mujeres mencionadas anteriormente.

    Bailarina

    Una estatuilla de bronce apodada & # 8220Bailarina& # 8220, de 10,5 centímetros (4,1 pulgadas) de alto y unos 4.500 años de antigüedad, se encontró en el & # 8216HR área & # 8217 de Mohenjo-Daro en 1926 y ahora se encuentra en el Museo Nacional de Nueva Delhi. En 1973, el arqueólogo británico Mortimer Wheeler describió el artículo como su estatuilla favorita:

    & # 8220Ella & # 8217 tiene unos quince años, debería pensar, no más, pero está parada allí con brazaletes hasta el brazo y nada más. Una chica perfectamente, por el momento, perfectamente segura de sí misma y del mundo. No hay & # 8217s nada como ella, creo, en el mundo. & # 8221

    John Marshall, otro arqueólogo de Mohenjo-Daro, describió la figura como:

    & # 8220una niña, con la mano en la cadera en una postura medio imprudente y las piernas ligeramente hacia adelante mientras toca el ritmo de la música con las piernas y los pies. & # 8221

    El arqueólogo Gregory Possehl dijo de la estatuilla:

    & # 8220 Puede que no estemos seguros de que fuera bailarina, pero era buena en lo que hacía y lo sabía & # 8221.

    La estatua condujo a dos descubrimientos importantes sobre la civilización: primero, que conocían la mezcla de metales, fundición y otros métodos sofisticados de trabajar con minerales, y segundo, que el entretenimiento, especialmente la danza, era parte de la cultura.

    Sacerdote-Rey

    En 1927, se encontró una figura masculina de esteatita sentada en un edificio con ladrillos inusualmente ornamentales y un nicho en la pared. Aunque no hay evidencia de que sacerdotes o monarcas gobernaran Mohenjo-Daro, los arqueólogos llamaron a esta figura digna a & # 8220Sacerdote-Rey.”

    La escultura mide 17,5 centímetros (6,9 pulg) alto, y muestra a un hombre pulcramente barbudo con lóbulos perforados en las orejas y un filete alrededor de la cabeza, posiblemente todo lo que queda de un peinado o tocado una vez elaborado, su cabello está peinado hacia atrás.

    Lleva un brazalete y un manto con motivos de trébol perforado, círculo simple y círculo doble, que muestran rastros de rojo. Sus ojos podrían haber sido originalmente incrustados.

    El sello Pashupati

    Una foca descubierta en el sitio tiene la imagen de una figura sentada, con las piernas cruzadas y posiblemente itifálica rodeada de animales. La figura ha sido interpretada por algunos eruditos como un yogui, y por otros como una de tres cabezas & # 8220proto-Shiva& # 8221 como & # 8220Señor de los animales“.

    Collar de siete hebras

    Sir Mortimer Wheeler estaba especialmente fascinado con este artefacto, que creía que tenía al menos 4.500 años. El collar tiene un broche en forma de S con siete hebras, cada una de más de 4 pies de largo, de pepitas de bronce y metal en forma de cuentas que conectan cada brazo del & # 8220S& # 8221 en filigrana.

    Cada hebra tiene entre 220 y 230 de las pepitas multifacéticas, y hay alrededor de 1,600 pepitas en total. El collar pesa unos 250 gramos en total y actualmente se encuentra en una colección privada en la India.

    * Este artículo utiliza material del artículo de Wikipedia Mohenjo-Daro, que se publica bajo la licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike License 3.0 (ver autores).


    Contenido

    La estatua está tallada en el mineral blando de esteatita y (a pesar de estar aparentemente sin terminar) ha sido horneada o cocida a más de 1000 ° C para endurecerla. La larga grieta que recorre el lado derecho de la cara, ya presente cuando fue excavada, puede haber sido causada por esto, o por un choque posterior. Hay una ruptura desigual en la parte inferior de la pieza, con la túnica estampada que continúa más abajo en la parte posterior que en el frente. La nariz también está dañada en la punta, pero muchas otras áreas están en buenas condiciones. Se ha comparado con otras figuras masculinas de IVC, más completas, que muestran una posición sentada, con en algunos casos una rodilla levantada y la otra pierna metida debajo del cuerpo. los Sacerdote-Rey puede haber tenido originalmente esta forma. [9] Algunos arqueólogos, incluido Jonathan Mark Kenoyer, creen que esta y otras estatuas fueron "rotas y desfiguradas" deliberadamente, ya que sus sujetos perdieron su reputación. [10]

    Los ojos son grandes pero estrechos, aparentemente medio cerrados, probablemente había incrustaciones de conchas que representan las pupilas. Las orejas tienen una forma muy simple, como en algunas otras cabezas del sitio. La parte de atrás de la parte superior de la cabeza es plana, probablemente para que se pueda colocar algo que ahora falta, y hay varias teorías sobre si era un "moño" tallado o un tocado más elaborado, quizás en otros materiales y solo se usa a veces. . Dos agujeros debajo de las orejas pueden haber sido para sujetar esto, o tal vez un collar. Mackay sugirió que el aplanamiento se debió a que la cabeza estaba dañada, con lo que pocos escritores posteriores están de acuerdo. Otra posibilidad es que haya sido diseñado para encajar en un nicho con techo inclinado. [11]

    La figura lleva una prenda exterior similar a una toga que solo cubre un hombro. Los interiores del trébol elevado y otras formas en este se rellenaron originalmente con un material rojo. Los interiores de las formas se dejaron rugosos para ayudar a que se adhieran. El espacio alrededor de las formas mostraba huellas, en el momento de la excavación original, de un material que para entonces era "negruzco" pero que originalmente pudo haber dado un fondo verde o azul a las formas en relieve. [12]

    Los primeros pensamientos de Marshall sobre el IVC habían sido que los vínculos con Mesopotamia habían sido muy estrechos, y sus informes preliminares, hasta 1926, lo llamaron la "civilización indo-sumeria". Luego se dio cuenta de que esto estaba mal y comenzó a usar "Civilización del Indo". [13] Se ha debatido mucho sobre la posible relación entre el Sacerdote-Rey y figuras mesopotámicas algo similares. El historiador de arte Benjamin Rowland concluyó que "la concepción plástica de la cabeza en planos duros como una máscara y algunos otros detalles técnicos son bastante cercanos, pero no lo suficientemente cercanos como para demostrar una relación real". [14]

    Según Gregory Possehl, es el tratamiento del vello facial en particular lo que sugiere que la figura no estaba completamente terminada. Si bien la barba principal se trabaja cuidadosamente con líneas paralelas, el labio superior también se eleva por encima del nivel de la carne circundante, pero no se han agregado líneas para mostrar que el cabello del bigote es simplemente liso. En las mejillas, las líneas de la barba continúan más débilmente en la mejilla, que en una pieza terminada probablemente se habría alisado. [7]

    Un posible apoyo para interpretar la figura como una persona religiosa son la aparente representación de los ojos fijos en la punta de la nariz, una práctica de yoga y la similitud de la túnica que se usa sobre un hombro con prendas posteriores, incluida la budista. saṃghāti. [15]

    La escultura fue encontrada a una profundidad de 1,37 metros por el arqueólogo Kashinath Narayan Dikshit (más tarde jefe de la ASI) en el área "D-K B" de la ciudad, y recibió el número de hallazgo DK-1909. El hallazgo preciso era "un pequeño recinto con unas curiosas paredes paralelas", posiblemente el hipocausto de un hammam o sauna. La escultura fue encontrada en un pequeño pasaje entre dos de estos muros, pero parece improbable en su posición normal, y se cree que cayó o rodó en este espacio cuando la ciudad cayó en ruinas. [2]

    Los hallazgos de Mohenjo-daro se enviaron primero al Museo de Lahore, pero luego se trasladaron a Nueva Delhi, la nueva capital de la India británica, y la sede de la ASI, con miras a exhibirlos en el "Museo Imperial Central" que fue planificado. Finalmente, después de la partición de la India en 1947, se estableció como el Museo Nacional de la India. Las nuevas autoridades paquistaníes solicitaron la devolución de los artefactos de IVC, ya que casi todos los encontrados en el momento de la independencia provenían de sitios, como Mohenjo-daro, que ahora se encuentran en Pakistán. [dieciséis]

    La estatua solo fue devuelta a Pakistán después del Acuerdo de Simla de 1972 entre Pakistán e India, representados por sus jefes de gobierno, Zulfiqar Ali Bhutto, presidente de Pakistán, e Indira Gandhi, primer ministro de India, respectivamente. Según un arqueólogo paquistaní, Gandhi se negó a devolver tanto el Sacerdote-Rey y la otra escultura del Indo más icónica, la Bailarina, una escultura de bronce más pequeña también encontrada en Mohenjo-daro, y le dijo a Bhutto que solo podía elegir una de ellas. [17]

    La estatua se exhibió en Londres en la exposición "El arte de la India" en el Burlington Fine Arts Club en 1931 (Cat. 114), al igual que la Bailarina (Cat. 136). [18] Esta primera exhibición de hallazgos de IVC fuera de la India atrajo considerable atención en la prensa. [19] Otras exposiciones incluyen "Arte de las primeras ciudades: el tercer milenio a. C. del Mediterráneo al Indo" en 2003, en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (Cat. 272a). [3]

    Las réplicas de la estatua son populares en Pakistán y más allá, [20] y se ha erigido una réplica mucho más grande que la original a la entrada del sitio de Mohenjo-daro.

    La estatua es una de las "siete piezas principales de escultura humana de Mohenjo-daro". [21] The others include two small full-length nude bronze female figures, both called "dancer"s by some, but alternative activities have been suggested, such as carrying offerings. [22] There are also three male heads in limestone or alabaster, apparently broken-off, and the headless figure of a Seated Man. Various points of contrast and comparison between these pieces and the Priest-King have been proposed there is a considerable variety in the depiction of details among them. [23] The headless seated man may show the pose of the missing lower part of the Priest-King. [24]

    There are also very numerous small and simple terracotta figures from all over the IVC, most female, generally similar to those produced over much of India later, indeed up to the present day. Elaborate headdresses are a notable feature of these. [25]

    The absence of evidence of a powerful ruling class, despite abundant evidence of highly complex social organization, was one of the most striking aspects of the IVC cities for early excavators, and clear evidence in the usual forms of grand tombs and palaces remains lacking. Whether a ruling class was necessary in Bronze Age conditions to achieve large-scale urbanization remains an unsettled question, also related to the question of whether the IVC was a state, and if so, one state or several. Given the lack of evidence for a military-based monarch or ruling class, the model of some sort of theocracy was widely adopted by the early archaeologists. [26]

    This had support from Mesopotamian archaeology, where indeed the earliest cities of Sumer are still thought to have had rulers combining political and religious roles. [27] Wheeler asserted: [28]

    It can no longer be doubted that, whatever the source of their authority—and a dominant religious element can fairly be assumed—the lords of Harappa administered their city in a fashion not remote from that of the Priest-Kings or governors of Sumer and Akkad.

    Wheeler saw the damage inflicted on the large male figures as deliberate, done during the violent overthrow of the IVC by Aryan invaders, a theory now generally discredited. [29] The British archaeologist Stuart Piggott, who was in India in the 1940s, also thought the IVC was "a state ruled by priest-kings, wielding autocratic and absolute power from two main seats of government". [30]

    Priest-King figures had also been postulated for the Minoan civilization, which was roughly contemporary with the IVC, rising and falling a few centuries later, but whose discovery and excavation had been a couple of decades earlier. Like the IVC, this had no readable texts, so archaeologists had only the physical evidence to go on. In contrast to the IVC, a number of large and lavishly decorated "palaces" were extremely evident, but there was an absence of indications as to who, if anyone, lived in them. The leading excavator, Sir Arthur Evans, had favoured the idea of a Priest-King, and had so titled a fragmentary relief fresco found at Knossos in 1901. This was even more speculative than Wheeler's doing so for the Mohenjo-daro figure most scholars now doubt the fragments all come from a single figure at all, and Prince of the Lilies is now the usual title given to Evans's reconstruction. [31] Like Marshall (who had trained under Evans), [32] he used his "priest-king" as the image on the cover of his main book on his excavations. [33] In the 21st-century, power in the IVC tends to be seen as more widely spread, perhaps between families or clans, and possibly involving councils. [34]


    Mohenjo Daro Is Being Buried Again…On Purpose

    SINDH, PAKISTAN – The ancient lost city of Mohenjo Daro lies in the shifting sands of Pakistan. It’s nearly 5,000 years old, and has been an invaluable source of historical information for archaeologists. Now, the city faces a triple threat that’s on the verge of swallowing it whole, so archaeologists are working together to rebury it in order to protect it.

    Mohenjo Daro was first discovered in the 1920s by an officer working with the Archaeological Survey of India. For fifty years, excavations would uncover a vast, sophisticated city unlike any we had ever seen. Mohenjo Daro belongs to to the Harappan civilization from the Bronze Age. The city features a street grid and an innovative drainage system, and had its golden age around 2500 BC.

    According to archaeologists working on the site, the archaeological site is under “enormous thermo-stress” from the extreme temperatures in the Indus Valley. Salt from the water table below is also slowly eating away at the roots of the city.

    Those aren’t the only threats on the horizon. ISIS destroyed the ancient Roman city of Palmyra in Syria, believing the pre-Islamic religious iconography there to be idolatrous. Experts are worried Mohenjo Daro might be next.

    However, the experts tell us those aren’t even the biggest threats posed to the integrity of the city. It’s not erosion, extreme temperatures, or extremist groups. No. Es & # 8217s turistas.

    Tourists are, perhaps, the most destructive force known to historical sites around the world. They like to carve their names into sites, spray graffiti on ancient temple walls, cross rope fences, stray from their guides – and all of that has been taking its toll. Foot traffic generated by tourism wears at ancient roads and pathways that have stood for thousands of years.

    When the Sindh festival came to Mohenjo Daro in 2014, the Sindh High Court was forced to issue a notice to the workers setting up stages, tents, and installing lights after a ridiculous amount of damage was done to the historical site as they hammered away.

    It’s all getting to be too much for Mohenjo Daro. We run the risk of losing an extremely important part of our history if this site is permanently defaced. It doesn’t matter if it’s by the elements, ISIS, or plain old tourists.

    Several experts and archaeologists are now launching a project to try and rebury the site. As Dr. Richard Meadow from Harvard University said: “[Mohenjo Daro] is actually preserved when its buried”.

    Beneath the sands, it’ll be protected from the harsh heat, and from the footfalls of curious tourists.


    Architecture:

    The architecture of the Mohenjo-Daro site give glimpses of an urban infrastructure which those people had in their times. It was evident because of their much planned layout which was primarily based on a street grid for giving the then advanced and developed rectilinear buildings. Most of the construction at that time was done using the mortared and the fired bricks. There are some traces found of the wooden structures and also the use of sun-dried mud brick in a variety of construction projects. The covered area of the site is about 300 hectares. The population of Mohenjo-Daro with a weak estimation at their peak time was around 40000.

    The big geographical area of Mohenjo-Daro and the sophisticated facilities and the public buildings of that time give an indication of having a top level social organization of that time. The city of Mohenjo-Daro is divided into two major parts which are the Lower city and the Citadel city. The names are fictitious because of lack of evidence. In the Citadel City, there is a mud brick mound that is 12 meter in height. It is also known to have the public washrooms and a vast residential structure which can accommodate 5000 people at a time. Moreover, two spacious assembly halls were also there which were used for varied purposes. The Citadel City also had a common marketplace and a big well. The individuals and also the groups of household used the wells for satisfying their water needs. The waste water was intelligently channeled to cover all the drains going through the major lanes/ streets.

    Some of the residential structures which presumably belonged to the wealthy inhibitors of the time used to have attached bath with their rooms. There were also some traces found of an underground furnace (hypocaust) which most probably was used for heated bathing. Most of the residential buildings at the time had courtyards along with doors which opened towards the side-streets. Moreover, there were several houses which were double-story.

    It was during the excavation of 1950, led Sir Mortimer Wheeler who actually identified a vast structure as the ‘Great Granary’. It was a huge wooden structure with wooden wall divisions which served them as a grain storage area. The structures, surprisingly also had the air ducts for the purpose of drying the grain. According to Sir Wheeler, people used carts for bringing grain from remote areas and the offload grain directly in the storage bays. Just next to the Great Granary is a grand public bath which also is known as the Great Bath sometimes.

    The Mohenjo-Daro site is a great heritage site and it is the responsibility of the law-makers to take serious steps about its preservation. There were some recent threats to the site due to some cultural programs arranged in the area by the local Sindh government. However, timely intervention by the head of Archaeology Department from Punjab University Pakistan did a great job in its preservation. There is a need of some serious efforts to make sure the preservation of this incredibly unique Mohenjo-Daro site.


    Ver el vídeo: Indus Valley Civilization. History of Mohenjo-Daro. Know Your World (Junio 2022).


    Comentarios:

    1. Yozshutaxe

      Lindo =) adorable, simplemente fantástico gyy, no quería escribir un comentario estúpido, pero mi cabeza estaba llena del análisis de lo que leí

    2. Tojagul

      ¡No rompas esto!

    3. Porfiro

      Bravo, qué frase ..., una excelente idea



    Escribe un mensaje