Podcasts de historia

Vándalos dañan artefactos antiguos en el parque Mesa Verde en Colorado para crear graffiti

Vándalos dañan artefactos antiguos en el parque Mesa Verde en Colorado para crear graffiti

Los funcionarios del parque del Parque Nacional Mesa Verde en el condado de Montezuma, Colorado, anunciaron que los vándalos dañaron gravemente los artefactos arqueológicos para escribir grafitis en el costado de un acantilado de arenisca.

Los vándalos no muestran ningún signo de respeto

Creado por el presidente Theodore Roosevelt en 1906, el Parque Nacional Mesa Verde ocupa 52,485 acres cerca de la región de Four Corners del suroeste de Estados Unidos. Con más de 4300 sitios, incluidas 600 viviendas en acantilados, es la reserva arqueológica más grande de los EE. UU. Mesa Verde (en español para "mesa verde") es mejor conocida por estructuras como Cliff Palace, que se cree que es la vivienda en acantilados más grande de América del Norte . Sin embargo, a los vándalos flagrantes no parecía importarles en absoluto el trasfondo histórico y cultural del parque y su importancia.

Parque Nacional Mesa Verde, Colorado. Cliff Palace, visto desde el sendero que conduce a él. ( CC BY-SA 3.0 )

En un largo mensaje publicado en su página de Facebook, los funcionarios del Parque Nacional Mesa Verde mencionaron que están viendo cada vez más evidencia de graffiti, vandalismo y tirar basura intencionalmente. En uno de esos incidentes, un matón frotó nombres en la piedra arenisca usando carbón prehistórico que, según las autoridades, el vándalo desenterró en un sitio arqueológico a lo largo del Sendero de Petroglyph Point. La publicación larga en Facebook (que también incluye 7 fotos de los objetos vandalizados) dice lo siguiente:

“A medida que avanza el verano y aumentan las visitas, vemos más y más evidencia de graffiti, vandalismo y tirar basura intencionalmente en todo el Parque Nacional Mesa Verde. Esto se presenta de muchas formas y en muchas superficies. En una de las imágenes a continuación, verá nombres frotados en la piedra arenisca con carbón prehistórico que un visitante desenterró en un sitio arqueológico a lo largo de Petroglyph Point Trail. Este / estos individuos no solo destrozaron el lado del acantilado, sino que destruyeron artefactos arqueológicos para hacerlo.

Graffiti creado con carbón prehistórico desenterrado en el sitio (Crédito: Parque Nacional Mesa Verde)

El propósito del Servicio de Parques Nacionales es preservar intactos los recursos y valores naturales y culturales del Sistema de Parques Nacionales para el disfrute, la educación y la inspiración de esta y las generaciones futuras. Ayúdenos en este esfuerzo y abstenerse de crear graffitis, tirar basura intencionalmente, causar daños o perturbar el paisaje en todos los Parques Nacionales. Si ve a otras personas involucradas en cualquiera de estos actos, informe de esta actividad al guardaparque más cercano o al personal de la Oficina del Jefe de Guardaparques ubicada junto al Museo Arqueológico de Chapin Mesa.

A pesar de que esta es la misión y el propósito del Servicio de Parques Nacionales, estamos viendo un número creciente de casos de daños intencionales en todos los sitios de NPS cada año. ¿Por qué crees que la gente hace esto? ¿Cuál crees que es la intención y qué podemos hacer como cultura para reducir estos sucesos?

Gracias a todos los visitantes que nos visitan con respeto. No dejemos ningún rastro, eduquemos a otros sobre la administración adecuada de las tierras públicas y disfrutemos de estos maravillosos paisajes tal como son ".

Un problema más reciente que está sucediendo en los parques nacionales es que se están dejando rocas pintadas que se están utilizando en búsquedas del tesoro conectadas a las redes sociales, ensuciando las áreas públicas, con un daño potencial al medio ambiente causado por la pintura utilizada, y también perturbando la belleza natural de la zona.

Ejemplo de rocas dejadas en el Parque Nacional como parte de una búsqueda del tesoro ((Crédito: Parque Nacional Mesa Verde)

Un fenómeno común en estos días

Desafortunadamente, estos actos de vandalismo no son un fenómeno raro en estos días. Parece ser un logro único para los vándalos dejar su huella con grafitis horriblemente feos en monumentos e iglesias en los últimos años. Como informó Ekathimerini en 2008, los artistas de graffiti en Atenas, Grecia, han estado destrozando los monumentos de esta antigua ciudad durante años. Las iglesias y los sitios arqueológicos en Grecia solían gozar de cierta inmunidad contra los grafitis y las firmas estilizadas conocidas como etiquetado, pero ahora son cada vez más parte de la acción a medida que el fenómeno despega en Atenas.

Además, el Washington Free Beacon informó en 2016 que el monumento a Dakota del Norte de Washington, DC, el monumento a la Segunda Guerra Mundial fue vandalizado con graffiti para protestar contra el controvertido Dakota Access Pipeline Project. Curiosamente, en 2015, se desestimó un caso contra una mujer china sospechosa de arrojar pintura verde en varios puntos de referencia de DC, incluido el Monumento a Lincoln, después de que un juez determinara que no era capaz de ser juzgada. Jiamei Tian había sido acusado en 2013 de un cargo de dañar la propiedad después de que se encontró pintura salpicada en la Catedral Nacional de Washington. Sin embargo, como ocurre en la gran mayoría de estos casos, la ley demuestra ser muy amable con los vándalos, hecho que no hace nada para disuadir a más de ellos de seguir destruyendo y vandalizando monumentos de inmenso valor cultural, histórico y arqueológico.


El vandalismo duele

Dañar cualquier parte del parque nacional u otra tierra pública que visite duele y degrada la experiencia de otros visitantes. Molestar a la vida silvestre o dañar sus hábitats puede conducir directamente a su desaparición. Estos actos también son ilegales.

Foto de NPS de un panel de arte rupestre desfigurado en el Parque Nacional Mesa Verde.

Los más de 400 sitios en todo el Sistema de Parques Nacionales preservan y protegen el patrimonio natural y cultural único de nuestra nación. Cuando los visite, disfrútelos y no haga daño.

El graffiti es vandalismo y es extremadamente difícil de eliminar. La reparación de sitios objeto de actos de vandalismo, si es posible, es costosa y requiere mucho tiempo y, a menudo, no puede restaurar el sitio a su estado anterior.

Dañar cualquier parte del parque nacional u otra tierra pública que visite duele y degrada la experiencia de otros visitantes. Se describe como un acto de violencia cultural cuando se perpetra contra sitios tales como paneles de pictogramas, estructuras históricas y otros lugares que existían antes de su designación como sitios de parques. Molestar a la vida silvestre o dañar sus hábitats puede conducir directamente a su desaparición. Estos actos también son ilegales.

Puede ayudar a proteger nuestras preciadas tierras públicas. Si ve algo sospechoso en cualquier ubicación de NPS, manténgase a salvo y cuéntenoslo. Hable con cualquier empleado de NPS para que le ayude a reportar actividades sospechosas, o llame a los Agentes Especiales de la Rama de Servicios de Investigación de NPS. Entendemos que puede tomar tiempo llegar al personal del parque y / o áreas con servicio celular o de Internet.

No es necesario que nos diga quién es, pero díganos lo que sabe:

☎️ LLAME o envíe un mensaje de texto a la línea de información de ISB 888-653-0009

Daño a un panel de arte rupestre prehistórico en el Parque Nacional Capitol Reef.

Vándalos dañan artefactos antiguos en el parque Mesa Verde en Colorado para crear graffiti - Historia

Excavación en el sitio 16 (James A. Lancaster y Jean M. Pinkley)

Excavación de Sun Point Pueblo (James A. Lancaster y Philip F. Van Cleave)

Índice (omitido de la edición en línea)

DEPARTAMENTO DEL INTERIOR DE ESTADOS UNIDOS
Douglas McKay, secretario

SERVICIO PARQUE NACIONAL
Conrad L. Wirth, Director

1. Mapa de Chapin Mesa
2. Los dos pithouses del sitio de Twin Trees
3. Características arquitectónicas
4. Pared de losa del segundo pithouse
5. Método postulado de construcción del techo del primer pithouse
6. Reconstrucción del segundo pithouse
7. Manos
8. Metate y mano
9. Tapas de ollas
10. Hammerstones y maul
11. Frotar, machacar y pulir piedras
12. Objetos de piedra diversos
13. Artefactos diversos
14. Tarro Lino Grey
15. Asas de frascos
16. Vasijas en miniatura
17. Tiestos de La Plata Negro sobre blanco
18. Excavación en el sitio 16
19. Plano del sitio 16
20. Plano de planta de la aldea de postes y adobe y perfil de kiva
21. Pueblo de postes y adobe después de la excavación
22. Pueblo de postes y adobe después de la estabilización
23. Kiva 2, asociada con la aldea de postes y adobe
24. Reconstrucción artística de una aldea de postes y adobe.
25. Plano y perfil de la Unidad Pueblo No. I
26. Fotografía superior & # 151 Unidad Pueblo No. I
Fotografía inferior & # 151 Kiva 3, asociada con la Unidad Pueblo No. I
27. Reconstrucción artística de Unit Pueblo No. I
28. Plano y perfil de la Unidad Pueblo No. II
29. Unit Pueblo No. II
30. Kiva 1, asociada con la planta y el perfil de la Unidad Pueblo No. II
31. Kiva 1, asociada con Unit Pueblo No. II
32. Kiva 1, asociada con Unit Pueblo No. II
33. Reconstrucción artística de Unit Pueblo No. II
34. Pasos en el desarrollo de la kiva de Mesa Verde
35. Manos
36. Frotar piedras o manos pequeñas
37. Pequeños martillos y piedras para picotear
38. Hachas, martillos y mazos
39. Artefactos de piedra diversos
40. Concreciones
41. Artefactos óseos
42. Adornos
43. Collar de cuentas de concha
44. Collar de cuentas de esquisto y concha y pieza de juego de hueso.
45. Objetos diversos de arcilla
46. ​​tiestos de cuenco decorado Basketmaker II & # 151Pueblo I
47. Tiestos de cuenco y cucharón Mancos Blanco sobre negro
48. Tiestos de cuenco y cucharón Mancos Black-on-white
49. Tiestos de cuenco y cucharón Mancos Blanco sobre negro
50. Mancos Jarra y tiestos negros sobre blanco
51. Mancos Jarra y tiestos negros sobre blanco
52. Asas de recipientes Mancos Black-on-white
53. Buques Mancos Black-on-white
54. tiestos de tarro de cartón ondulado Pueblo II
55. Tarros de cartón ondulado Pueblo II
56. Sitio 16 después de la excavación y estabilización
57. Excavación en Sun Point Pueblo
58. Plano de Sun Point Pueblo
59. Perfiles de Sun Point Pueblo
60. Interior de Kiva
61. Fotografía superior e interior n. ° 151 de Kiva que muestra la entrada del túnel
Fotografía inferior y unidad Kiva-tower # 151, mirando hacia el oeste
62. Panorama esquemático del interior de la kiva
63. Unidad de torre Kiva
64. Sun Point Pueblo
65. Objetos diversos
66. Objetos de piedra
67. Metate de losa
68. Manos de Sun Point Pueblo
69. Mesa Verde Medio tazón negro sobre blanco
70. tiestos en blanco y negro de la excavación de Sun Point Pueblo
71. Tiestos corrugados de la excavación de Sun Point Pueblo
72. Reconstrucción artística de Sun Point Pueblo

1. Sistemas de clasificación del suroeste
2. Artefactos de piedra y pitos # 151
3. Tipos de tiestos y porcentajes & # 151Pithouses
4. Análisis de fragmentos y # 151Site 16
5. Porcentajes de tiestos por unidad excavada & # 151Sitio 16
6. Porcentajes de siembra por períodos & # 151Sitio 16
7. Tabulación de tiestos de cuerpo y borde & # 151Sitio 16
8. Recuento de tiestos de la excavación & # 151Sitio 16
9. Tabulación de los artefactos recuperados & # 151Sun Point Pueblo


Sociedad histórica Galloping Goose

La Sociedad Histórica Galloping Goose fue fundada en 1987 y preserva, restaura y opera el Histórico Ferrocarril del Sur de Río Grande cerca del Parque Nacional Mesa Verde. El sitio alberga una réplica del depósito Dolores del Ferrocarril del Sur de Río Grande, y el museo presenta artefactos y modelos de trenes que una vez viajaron por el Valle del Río Dolores. A partir de marzo de 2010, la entrada a esta atracción es gratuita. La Sociedad Histórica Galloping Goose está a unos 20 minutos en coche del Parque Nacional Mesa Verde. Sociedad Histórica Galloping Goose 420 Central Ave. Dolores, CO 81323970-882-7082 gallopinggoose5.com


Vándalos dañan artefactos antiguos en el parque Mesa Verde en Colorado para crear graffiti - Historia

PRIMERA HISTORIA DEL MESA VERDE

El PARQUE NACIONAL MESA VERDE comprende la mitad de una gran meseta, o meseta, en la esquina suroeste de Colorado, a solo unas pocas millas de las "Cuatro Esquinas", donde los estados de Colorado, Utah, Arizona y Nuevo México se encuentran en un punto común. La mesa, que mide 15 por 20 millas, se eleva de 1,000 a 2,000 pies sobre el país circundante. Su cima plana, que se inclina gradualmente hacia el sur, está cortada por una veintena de escarpados cañones, dividiendo la gran mesa en muchas mesas más pequeñas. Debido a sus densos bosques de piñildeón y enebro, la mesa es perpetuamente verde, y en alguna fecha temprana, probablemente durante el período 1765-1848, cuando había mucha actividad española en el área, se le dio el nombre de Mesa Verde, o " mesa verde ".

El primer conocimiento de los tesoros arqueológicos de Mesa Verde se produjo en 1874, cuando WH Jackson, el famoso "Fotógrafo pionero", descubrió pequeñas viviendas en los acantilados del Cañón del río Mancos que limita con Mesa Verde al este y al sur (Jackson, 1876, págs. 367-381). En 1888, se descubrieron las principales viviendas de los acantilados, y esta fecha marca el comienzo del período trágico en la historia de Mesa Verde. Poco después del descubrimiento de las grandes viviendas en los acantilados, se supo que había un mercado listo para los artefactos que contenían. Las viviendas de los acantilados fueron saqueadas tan a fondo en los siguientes 18 años que, hasta donde se sabe hoy, queda poco material de valor científico en ellas. Solo un arqueólogo trabajó en Mesa Verde durante este período. El barón Gustav Nordenski & oumlld excavó en una serie de viviendas en los acantilados en 1891 y, considerando la época, publicó un excelente informe sobre su trabajo (Nordenski & oumlld, 1893).

Investigación temprana, 1908-22. En 1906, una parte de la gran mesa se reservó como Parque Nacional Mesa Verde. La primera investigación se realizó 2 años después, cuando el Dr. Jesse Walter Fewkes, de la Oficina de Etnología Estadounidense del Instituto Smithsonian, excavó Spruce Tree House, una de las viviendas más grandes de los acantilados (Fewkes, 1909). Durante los años comprendidos entre 1908 y 1922, Fewkes excavó varias viviendas en acantilados y ruinas en la cima de la mesa, pero no se utilizaron métodos científicos modernos y los resultados dejan mucho que desear.

Investigación más reciente, 1923-38. Después del período de Fewkes, la investigación fue necesariamente descuidada. El parque fue creado para preservar las ruinas y hacerlas accesibles al público. Desde que se construyeron las primeras carreteras, los viajes a la zona aumentaron año tras año. El número de visitantes aumentó más rápidamente que el tamaño del personal local y, en consecuencia, se retrasó la investigación.

Durante el verano de 1923, la First National Geographic Beam Expedition, dirigida por AE Douglass, recolectó especímenes de anillos de árboles en el parque (Douglass, 1929, p. 750), y en 1932-33, HT Getty, del Tree-Ring Laboratory. , continuó este trabajo (Getty, 1935, págs. 21-23). En 1926, el superintendente Jesse L. Nusbaum excavó tres pithouses de principios del siglo VII en Step House Cave y, durante los inviernos de 1926-29, realizó una pequeña excavación de rescate en los desechos previamente perturbados de varias viviendas en acantilados. En 1929, H. S. Gladwin, de Gila Pueblo, examinó 103 sitios en la cima de la mesa y en la cabecera del cañón. Las pruebas y sondeos esporádicos durante la estabilización de las ruinas de los acantilados y la cima de la mesa y la remoción de los entierros encontrados constituyen la única otra investigación para este período.

Investiga fuera del parque. Aunque la investigación se retrasó en la propia Mesa Verde, la arqueología general se entendió comparativamente bien debido al extenso trabajo que se realizó en el área circundante. Durante los últimos 50 años, los informes de muchos investigadores nos han dado un panorama general de la arqueología de la región de Mesa Verde. En este sentido, sobresale el trabajo de: EH Morris en las áreas de Durango, La Plata, Red Rock y Cañón de Chelly al este, sur y suroeste (Morris, 1919b, 1939, 1941) JA Jeancon y FHH Roberts , Jr., en el distrito de Piedra al este (Jeancon, 1922 Jeancon y Roberts, 1923-24 Roberts, 1922, 1925, 1930) EK Reed en el Cañón de Mancos al sur (Reed, 1943, 1944) SG Morley y AV Kidder en el drenaje de McElmo al oeste (Morley, 1908 Morley y Kidder, 1917) TM Prudden, PS Martin y JB Rinaldo en el valle de Montezuma al noroeste (Prudden, 1905, 1914, 1918 Martin, 1929, 1930, 1936, 1938 Martin y Rinaldo, 1939 Rinaldo, 1950) B. Cummings y sus estudiantes, AV Kidder, NM Judd y JL Nusbaum en el sureste de Utah hacia el oeste (Kidder, 1910) y más tarde, las excavaciones de JO Brew en la misma área (Brew, 1946).

Investigación reciente en el parque, 1939-53. Si bien la historia arqueológica general de la región era relativamente bien conocida, era de esperar que la Mesa Verde presentara ciertas variaciones. Desde 1939, se ha llevado a cabo un programa de investigación organizada en el parque en un esfuerzo por determinar estas manifestaciones locales.

(a) Excavación por personal del parque, 1939-41. En 1939, TL Smiley excavó un pithouse del año 700 d.C. (Smiley, 1949 págs. 167-171) y, en 1941, JA Lancaster excavó dos pithouses que datan alrededor del 600 d.C. (Lancaster y Watson, 1943, págs. 190-198) y probó otros pithouses y primeras estructuras de pueblo.

(b) Expedición de anillos de árboles de Gila Pueblo, 1941. En el otoño de 1941, Gila Pueblo recolectó especímenes de anillos de árboles en el parque. Las fechas obtenidas se incluyen en la reciente publicación de O'Bryan sobre la Mesa Verde (O'Bryan, 1950, Apéndice A, págs. 112-115).

(c) Excavaciones de Gila Pueblo, 1947-48. Durante estos años, D. O'Bryan excavó una extensa serie de ruinas en el parque (O'Bryan, 1950):

(d) Excavaciones recientes del personal del parque, 1950. En el verano de 1950, miembros del personal local excavaron seis ruinas:

Los informes sobre estas excavaciones se incluyen en este volumen.

(e) Estudio arqueológico realizado por personal local, 1951. En el otoño de 1951 se inició un estudio arqueológico intensivo de Mesa Verde que continuará durante muchos años. Cuando se complete, esta encuesta debe proporcionar una imagen general de la ocupación prehistórica de Mesa Verde. Se incluyen todas las características arqueológicas: viviendas en los acantilados, ruinas en la cima de la mesa, ruinas en la cabeza del cañón, presas, reservorios, santuarios, pictografías, etc. mapeado. Hasta la fecha, esta encuesta se ha limitado a Chapin Mesa al sur de la sede del parque (lámina 1), y en un área de aproximadamente 4 millas cuadradas, se han estudiado 472 sitios. Las únicas viviendas en los acantilados encuestadas hasta ahora son las que se encuentran en la cabecera de Cliff Canyon, al norte de Cliff Palace. En media milla de este pequeño cañón, se han localizado 15 viviendas en los acantilados.

LÁMINA 1 & # 151 Mapa de Chapin Mesa.
(haga clic en la imagen para obtener una versión en PDF)


RESUMEN DE LA ARQUEOLOGÍA DEL MESA VERDE

Como resultado de las excavaciones y el reconocimiento dentro del parque y del extenso trabajo que se ha realizado en las áreas circundantes, la arqueología de la Mesa Verde en sí se está volviendo algo más clara, aunque todavía hay lagunas en la historia que deben llenarse a través de una investigación continua. . Cabe mencionar también que, excepto por algunos de los primeros trabajos, todas las excavaciones hasta la fecha se han realizado en el área de Chapin Mesa y el resto de Mesa Verde está prácticamente intacto. Chapin Mesa está en el centro de Mesa Verde, en una línea este-oeste, y se extiende desde el borde norte hasta el Cañón del Río Mancos, en el sur. Es la mesa más grande y, si bien parece tener la mayor cantidad de ruinas de todos los tipos locales conocidos, hay razones para creer que pueden ocurrir variaciones arqueológicas en otras partes de la Mesa Verde.

La ocupación de Mesa Verde parece haberse extendido desde la primera parte de la era cristiana hasta casi el 1300 d.C. Para resumir esta larga ocupación, se seguirá la Clasificación de Pecos, ya que es la clasificación de períodos culturales más conocida y más utilizada (Kidder , 1927, págs.554-561). La Clasificación de Roberts se emplea para tratar con los visitantes del parque como su uso de nombres descriptivos, y el hecho de que tenga un período menos hace que sea más fácil para el visitante no iniciado para quien tales clasificaciones son, por decir lo mínimo, desconcertantes (Roberts, 1935). , p. 32 y este volumen, tabla 1).

El siguiente breve resumen es un esfuerzo por presentar la arqueología de la Mesa Verde como se la conoce hoy y señalar algunos de los problemas que aún no se han resuelto. Se harán pocas comparaciones con hallazgos en áreas cercanas, ya que esto se ha hecho en publicaciones anteriores y en los tres informes incluidos en este volumen. Las fechas varían un poco de las que se han dado para otras áreas. Hay que tener en cuenta que hubo un progreso constante a lo largo de toda la ocupación, y es imposible trazar líneas nítidas y fijar fechas exactas para los distintos períodos. Los arqueólogos han utilizado muchas fechas diferentes, pero las que se utilizan a continuación parecen mejores para la Mesa Verde como se conoce a la arqueología en la actualidad.

La presentación de cada uno de los siguientes períodos se divide en dos partes. Primero, se da un resumen general del período, como se conoce en toda la región de Mesa Verde. A continuación se presenta un resumen de los aspectos conocidos del período en la propia Mesa Verde.

Se trata de una etapa preagrícola postulada puesta en marcha en la primera Conferencia de Pecos, ya que era obvio que una cultura cazadora-recolectora debe haber precedido a las culturas agrícolas posteriores.

Fechas: Desde aproximadamente el comienzo de la Era Cristiana hasta el año 450 d.C. Las fechas obtenidas indican que para el siglo I d.C., la gente agrícola estaba bien establecida en la región de las Cuatro Esquinas. Se cultivaron maíz y calabaza y también hubo un gran uso de alimentos vegetales silvestres y caza. La alfarería estaba ausente y se hacían en abundancia excelentes cestas y bolsas. Las cistas de almacenamiento revestidas de losas eran características, pero solo se han encontrado casas en el área de Durango, donde hay evidencia de estructuras primitivas y toscas. No se conocían el atlatl, el dardo y los palos curvos que servían como armas para el arco y la flecha. Otros rasgos eran bandas tejidas, sandalias de punta cuadrada, delantales de hilo, mantas de hilo de piel, suaves, cunas acolchadas a través de metates, joyas de piedra, hueso, semillas y conchas y amplio uso de pieles de animales. Los perros estaban presentes. Esta cultura generalizada sirvió de base a partir de la cual crecieron las culturas posteriores más desarrolladas.

No se han encontrado restos que datan de este período en la Mesa Verde, pero hay razones para creer que se encontrarán cuando se pueda realizar la necesaria y difícil excavación. Se ha encontrado en cuevas material que data de este período, excepto en un área. Dado que las cuevas de Mesa Verde contienen viviendas en los acantilados, será necesario excavar debajo de estas estructuras para establecer esta ocupación temprana. Se han encontrado restos de Basketmaker II al este del parque en el área de Durango, al oeste en el sureste de Utah y al suroeste en Arizona, y sería sorprendente que Mesa Verde no estuviera ocupada durante este período. La investigación de los niveles inferiores de las cuevas, en las profundidades de las viviendas de los acantilados, ocupa un lugar destacado en la lista de prioridades de los proyectos de investigación futuros.

Fechas: 450 a 750 d.C. Este período tuvo un marcado desarrollo y se caracterizó por el advenimiento de la alfarería, el uso generalizado de pithouses de naturaleza estandarizada, aparición del arco y flecha y el primer uso de hachas y mazos con mango. Primero se cultivaron frijoles, aparentemente se domesticaron los pavos y se empezó a utilizar la turquesa. Excepto por estos nuevos artículos, otros rasgos materiales se mantuvieron muy similares a los enumerados para Basketmaker II. Sin embargo, las mantas con cordones de piel declinaron en favor de las mantas con cordones de plumas, y las sandalias con puntas con muescas o festoneadas reemplazaron a las de punta cuadrada.

La Mesa Verde contiene abundantes restos que datan de la última parte de este período. En el parque se han excavado doce pithouses que datan de los años 572 a 700 d.C., pero aún no se ha realizado ningún trabajo en el período 450-572 d.C. Debido a la falta de trabajo en la primera parte de este período, se desconocen las fechas y los tipos de las casas y la cerámica más antiguas. Se han excavado siete casas que datan de aproximadamente el año 600 d.C. La estructura común en este momento parece haber sido un pithouse grande y poco profundo con una antecámara conectada comparativamente grande (Lancaster y Watson, 1943, pp. 190-198: O'Bryan, 1950, pp. 55-58). Los tres pithouses excavados en Step House Cave eran algo diferentes. En lugar de tener antecámaras, tenían ventiladores que eran demasiado pequeños para haber servido como entradas. Esta variación puede deberse a la ubicación de la cueva.

Cinco pithouses que datan de finales del siglo VII muestran cambios definidos. Estos pithouses eran más profundos, con un promedio de 4 a 5 pies de profundidad. Las antecámaras eran más pequeñas que en una fecha anterior, y ciertas características de las salas ceremoniales posteriores, o kivas, como el banco, el sipapu, el deflector y el ventilador, estaban bien establecidas (Lancaster y Watson, "Excavation of Two Late Basketmaker III Pithouses"). en este volumen Smiley, 1949, págs. 167-171 O'Bryan, 1950, págs. 58-61).

La evidencia actual indica que durante este período, al menos después del año 600 d.C., la mayor parte de la población vivía en las cimas de las mesas. Las tres estructuras encontradas en la cueva Step House muestran que hubo alguna ocupación de la cueva, pero la evidencia superficial de innumerables pithouses apunta a una preferencia por las mesas abiertas. Estos pithouses de la cima de la mesa se agruparon en pueblos pero, hasta la fecha, solo se han excavado pithouses individuales y se desconoce el plano del pueblo. Las pruebas han localizado hasta 9 pithouses en un área de menos de 300 pies de diámetro.

La cerámica de Mesa Verde más antigua, hasta la fecha, provino de un pithouse que dio una fecha de corteza de A. D. 572 (O'Bryan, 1950, pp. 55-58). La cerámica dominante fue Lino Grey, con una pequeña cantidad de Lino Black sobre gris. En este sitio, y en un pithouse del año 664 d.C., O'Bryan reportó una considerable alfarería similar a Lino que muestra cierto grado de pulido. A esto le dio el nombre Twin Trees Plain, y para un tipo similar pero decorado, el nombre Twin Trees Black-on-white (O'Bryan, 1950, p. 91). En dos pithouses de finales del siglo VII que se relatan en este volumen, Lino Grey seguía siendo el tipo dominante, mientras que la cerámica decorada era La Plata Black-on-white. Esta cerámica es básicamente como Lino Black-on-gray, excepto que la pintura es inorgánica, en lugar de orgánica. Existe un fuerte apoyo a la creencia de que La Plata Black-on-white era mucho más común en Mesa Verde en este momento que Lino Black-on-gray, pero algunos informes anteriores han agrupado los dos bajo el último nombre más ampliamente utilizado. . La dificultad de trazar una línea de demarcación entre la cerámica pulida y sin pulir y la presencia de temple de roca triturada en los cinco tipos mencionados anteriormente, en lugar del temple de arena como se especifica en las descripciones publicadas, indica la necesidad de un estudio intensivo de la cerámica de este período. .

Los rasgos menores del período parecen ser los mismos en Mesa Verde que en el área circundante.

Fechas: 750 a 900 d.C. Es difícil trazar una línea definida entre este período y el período anterior, ya que las diferencias, en su mayor parte, son una cuestión de desarrollo continuo más que de cambios abruptos. Sin embargo, se produjo un cambio radical, ya que aproximadamente al comienzo de este período se descartó la cuna blanda y acolchada y se adoptó una cuna rígida de madera. Esto fue responsable, en parte, de la deformación craneal que prevaleció después de este tiempo.

Este período se caracteriza por importantes desarrollos en arquitectura y cerámica. Se desarrollaron salas de estar de superficie de construcción de losas de piedra, postes y adobe y se unieron en filas largas y curvas. Delante de las hileras de salas de estar había salas de espera que se hicieron muy profundas y comenzaron a perder sus funciones domiciliarias a medida que se volvían más parecidas a las kiva. Las aldeas eran a veces muy grandes. Al final del período, se habían iniciado los experimentos con mampostería de piedra. La mejora de la cerámica llegó con la introducción de los tipos en deslizamiento y se pulieron los decorados. Los vasos con cuello en banda son diagnósticos del período. Se fabricaron artículos rojos en algunas áreas. Las artes y oficios menores continuaron como en el período anterior, pero las sandalias cambiaron de una punta festoneada a una redondeada. El algodón estaba en uso al final del período.

En la Mesa Verde, este período, así como el final del período anterior, no se comprenden bien, ya que no se han excavado ruinas que datan entre el 700 y el 825 d.C. fechas que van desde el 829 hasta el 845 d.C. (O'Bryan, 1950, págs. 37-43 y 51-53). Ninguno de los dos fue excavado por completo, pero eran, en general, típicos de los pueblos de casas de losas con cuartos de pozo asociados, mencionados anteriormente. Se desconoce la fecha del advenimiento de las primeras salas de estar de superficie en Mesa Verde. Se cree que las casas de losas se desarrollaron a partir de cistas de almacenamiento revestidas de losas que, en algunas áreas, se han encontrado asociadas con pithouses Basketmaker III. Sin embargo, no se encontraron cistas de almacenamiento revestidas con losas asociadas con ninguno de los cinco pithouses finales de Basketmaker III que han sido excavados en la Mesa Verde, por lo que la fecha y la forma de desarrollo de las estructuras de superficie aguardan una mayor investigación.

La alfarería del período anterior continuó en uso en la Mesa Verde con el Lino Grey común. Kana-a Gray, esencialmente igual que Lino Gray pero con cuellos con bandas, apareció y es un diagnóstico de período. La cerámica dominante de Pueblo I decorada de Mesa Verde no está determinada. Lino Black-on-gray prácticamente desapareció, pero La Plata Black-on-white continuó en uso y, eventualmente, puede llegar a ser el tipo de decoración común. La Plata Black-on-red representó el 2.0 por ciento de los tiestos en los dos sitios de Pueblo I excavados por O'Bryan (O'Bryan, 1950, p. 92). Ha habido algunas dudas sobre si esta cerámica se hizo realmente en Mesa Verde, pero su prevalencia en la superficie en algunas partes del parque indica fabricación local.

Fechas: d.C. 900 a 1100. Este período se caracteriza por una amplia experimentación y rápida mejora en la arquitectura y cambios marcados en la cerámica. Al comienzo del período, todavía se estaban construyendo aldeas de postes y residencias, y en algunas zonas también se había utilizado mampostería de piedra tosca. Una vez que se aceptó la mampostería de piedra, rápidamente suplantó a todos los demás tipos de construcción y este período lo vio desarrollarse desde su comienzo crudo de piedras en bruto colocadas en cantidades excesivas de mortero de barro hasta una buena mampostería horizontal de doble hilera. Las aldeas solían ser pequeñas y consistían en unas pocas habitaciones, frente a las cuales había una kiva aislada. La kiva vio su desarrollo real en este período, avanzando desde un pozo profundo casi hasta su etapa clásica final (Lancaster y Pinkley, Pasos en el desarrollo de la Kiva de Mesa Verde, en "Excavación en el sitio 16", en este volumen). La cerámica decorada dominante de la zona era un tipo de pintura de hierro negro sobre blanco. La vajilla corrugada, que surgió de la variedad anterior de cuello anillado, entró en uso y fue ampliamente aceptada. La cerámica roja disminuyó rápidamente en popularidad y desapareció. Se empezaron a utilizar los metates planos, así como las grandes hojas de piedra, o tchamabias, y las llamadas hormas de sandalia. Otros rasgos menores cambiaron poco.

Tres ruinas de Pueblo II han sido excavadas en Mesa Verde por miembros del personal del parque y se informan en este volumen. O'Bryan excavó dos más y partes de una tercera ruina que excavó, el Sitio 34, también pueden datar de este período (O'Bryan, 1950, págs. 32-36 44-51 79-80). Los hallazgos indican que Pueblo II en Mesa Verde siguió de cerca el patrón de Pueblo II en la región general, como se describió anteriormente.

Las tres ruinas excavadas en el Sitio 16 ilustran claramente los cambios arquitectónicos (Lancaster y Pinkley, "Excavación en el Sitio 16", en este volumen). The first consists of post and adobe living rooms and a crude, four-post kiva with earthen walls. Sitting directly on this ruin is a small pueblo of single-coursed masonry, accompanied by a six-pilastered kiva with masonry below the bench. On top of this ruin is a pueblo built of double-coursed masonry with an eight pilastered kiva which has masonry lining to the top of the pilasters. This kiva has a southern recess which marks the advent of this feature in the Mesa Verde. In this one site are illustrated the important stages in Pueblo II architecture. One new feature, the circular tower, appeared during the last occupation of Site 16, which gave bark dates of A. D. 1074.

Although small quantities of Lino Gray pottery were still made, Mesa Verde pottery of the Pueblo II period consisted almost entirely of two types: Mancos Black-on-white and corrugated. The former was the only decorated pottery associated with the three ruins at Site 16, which covered the entire span of A. D. 900 to 1100. Minor traits show little change except that the flat-slab metate appeared during this period.

Dates: A. D. 1100 to 1300. The beginning date assigned to this period in the Mesa Verde is somewhat later than that usually given for the region in general. Some archeologists have placed it at 1050, others at 1000, and even A. D. 950 has been suggested as a beginning date. The matter of dividing the period is merely a matter of definition, and it is possible to use any of these dates and develop a perfectly logical classification. As far as the Mesa Verde itself is concerned, the late date seems best from present knowledge. This climax stage is often called the "Great" or "Classic" Pueblo Period. In interpretive work with park visitors, these terms are used and for that reason there is a tendency to lean rather heavily on the term "classic." If the "classic" stages of architecture, ceramics, village layout, and many of the minor crafts serve as the criteria, A. D. 1100 is not too late for the beginning of this period in the Mesa Verde.

This was the climax period, marked by large communities, extensive local specialization and high development of arts and crafts. Multistoried pueblos were built, masonry was superior and kivas were numerous and standardized, although there were variations. Structures with unusual ground plans were also built. Pottery of two types, black-on-white and corrugated, characterize the period. The iron paint of earlier types lost favor and was supplanted by carbon paint. The decorated pottery was of excellent quality with high polish and with skillfully executed black designs on a white background. Excellent cotton cloth was produced and most of the minor traits exhibit superior workmanship. Sandals continued to change and the jog-toe shape appeared.

During the earlier part of the period, most of the villages were small and the population was widely dispersed. Later there were a shifting and, apparently, a decline of the population. Toward the end, the people concentrated in certain areas and large communities were built, many with an obvious defensive intent. Small villages were still present but this later period is characterized by the development of large, compact pueblos, often with defensive aspects.

As far as the Mesa Verde itself is concerned, this is the most confusing and confused period. Two different shifts of the population occurred and much work must be done in 12th century sites before they can be understood.

At the beginning of the period the villages were small and widely dispersed over the mesa tops. Single and double-coursed walls were built and pecked-faced building stones were just coming into use as well as the use of small spalls in the adobe mortar. Round towers had appeared, as evidenced by the finding of three at Site 16 (Lancaster and Pinkley, "Excavation at Site 16," in this volume). In plan the villages consisted of a few rooms in a compact group, to the south of which was an isolated kiva. The kivas themselves had practically reached their classic form and usually contained their standard features: ventilator, deflector, firepit, sipapu, wall niches, bench, southern recess, and six pilasters.

As the period progressed the plan of the villages changed. The kiva was placed inside the house block so that it was surrounded by the houses. Often a round tower was constructed beside the kiva and connected to it by a tunnel, as at Sun Point Pueblo (Lancaster and Van Cleave, "Excavation of Sun Point Pueblo," in this volume). Still farther into the period, and the date for this is unknown, many of the villages grew larger and the population appears to have concentrated in certain areas near the north rim of the mesa. An excellent example of this is the Far View House group where 1 large, three-storied pueblo was closely surrounded by at least 15 smaller ones. Several canyon heads also contain groups of large and small pueblos.

About A. D. 1200, a movement to the caves began. In the many canyons of the Mesa Verde are hundreds of caves, and during the 13th century cliff dwellings were built in almost every cave. The majority of tree-ring dates obtained from cliff dwellings fall in the 1230-60 period, indicating that this was a time of great building activity. In size the cliff dwellings range from 1 room to the largest, Cliff Palace, which has about 200 rooms and 23 kivas.

Cliff dwellings, in general, show no definite plan, for the builders were forced to fit the structures to the available cave space. Architecturally there were no radical changes. Few double-coursed walls were built and single-coursed walls average somewhat thinner than in the earlier mesa-top pueblos. This may have been an effort to save space, or possibly the thick walls were not needed since the caves provided shelter against the destructive forces of the elements. Masonry varied greatly with rough and superior types side-by-side. The finest examples of walls contain well shaped, evenly sized stones which have smoothed or pecked faces, the latter being more common. Many rooms were plastered and bore painted designs. Wide use of small chinking stones was characteristic.

At the beginning of the period Mancos Black-on-white was the common decorated pottery in the Mesa Verde. A radical change came at about this time when iron paint was supplanted by carbon paint. The earliest type of carbon paint pottery has been called McElmo Black-on-white, but Brew stated it mildly when he said, ". . . the definitions of McElmo and the illustrated specimens labelled McElmo vary so that the safest procedure at present seems to be to call it early Mesa Verde" (Brew, 1946, p. 285). The origin of this carbon paint pottery is not clear but further study probably will show wider use of carbon paint during Pueblo II than has been suspected. It seems not to appear in the Chapin Mesa area until after A. D. 1100, although O'Bryan dated it much earlier in other parts of the Mesa Verde (O'Bryan, 1950, p. 26). This early carbon paint type is simply the beginning of Classic Mesa Verde Black-on-white which, apparently, was well developed by A. D. 1200 (Lancaster and Van Cleave, "Excavation of Sun Point Pueblo," in this volume). Typical forms of this finest Mesa Verde pottery are bowls, ladles, water jars, kiva jars, and mugs. Corrugated pottery continued in wide use throughout the period.

Since artifacts have been preserved in the caves, the minor crafts of the 13th century are well represented in collections. In general they are much like those of earlier periods but exhibit superior workmanship. Baskets and sandals, however, had declined somewhat in quality since Basketmaker times. The jog-toe sandal was typical of this period.

The events of Pueblo III in the Mesa Verde are puzzling and lack of excavation of 12th century mesa-top ruins makes this a difficult period to understand fully. However, it is possible to point out certain trends and emphasize the problems yet to be solved.

The first problem is the change in the layout of the villages which has already been mentioned. At the beginning of the period the plan was similar to that of earlier periods, with the kiva separated from the houses. Early in the period the plan changed and the kiva was drawn into the village and surrounded by the houses. Very often a round tower was built beside the kiva and the two were connected by a tunnel. It is difficult not to interpret this change as resulting from a defensive need. The kiva was used chiefly by the men, and this isolated, underground room would have been a death-trap in case of a quick raid. Placing the kiva inside the house structure and connecting it with a tall watchtower certainly hints at a need for defense.

The next problem is an apparent shift of the population. Prior to the early 12th century there was a dense population in a wide belt running east and west across the mesa. On Chapin Mesa, this area of dense population ranges in altitude from about 6,700 to 7,200 feet. Hundreds of ruins ranging from Basketmaker III through Pueblo II times are in this area.

Sometime during the 12th century the population seems to have shifted to the north and there are few Pueblo III mesa-top ruins at the 6,700-7,200 foot elevation. Sun Point Pueblo is one of the few examples on Chapin Mesa (Lancaster and Van Cleave, "Excavation of Sun Point Pueblo" in this volume). The movement evidently was up the mesa for the bulk of the late surface ruins is in the northern part of the Mesa Verde. On Chapin Mesa this is above the 7,500 foot level. Large groups of late pueblos are found on the mesa top and in the broad canyon heads near the north rim. This shift of population is difficult to explain and only one suggestion will be made. The higher portions of the mesa receive more rain and much more snow than the lower elevations. Many summer rains miss the lower sections entirely. Tree-ring records show that from A. D. 1090 through 1101 there were 12 consecutive years during which precipitation was below normal (Schulman, 1947, p. 6). This drought was more severe than in any period of the same length during the great drought of A. D. 1276-99. One can only wonder whether this period of drought may have caused a significant portion of the population to shift to the higher elevations where there was more rainfall.

The second population shift, a movement to the caves, is even more puzzling. Lack of tree-ring dates for mesa-top pueblos makes the beginning date for this shift uncertain but it appears to have been under way by A. D. 1200. As has been mentioned, cliff dwellings were built in practically all Mesa Verde caves during the 13th century. Some people may have remained in surface pueblos, but certainly it was a small percent of the total population.

This move to the caves must have resulted from a need for security. If one accepts it as an effort to provide for easier defense of the villages, it is possible to see the beginning of this defensive trend late in Pueblo II times. Circular towers appeared before A. D. 1100. If these were watchtowers, it means there was some threat to the security of the people. A little later, the kiva was placed within the village walls and was connected to the tower by a tunnel. Still later the population concentrated in certain areas and many large, multistoried pueblos were built. The final step was to move to the caves and certainly this must have resulted from a need for defense. Many of the cliff dwellings were located high on the cliff faces and often they were additionally fortified with defensive walls.

To explode this entire theory one might suggest that the towers were not watchtowers and that the kiva-tower combination was merely a "psychological unit." If the latter is true, it is surprising that the feature was not continued in the cliff dwellings. Connected kivas and towers have not been found in any cliff dwelling in the Meas Verde.

If the "defense" theory is accepted, another question rises immediately. Against whom were the people defending their homes? It has been suggested that in Pueblo III times there was strife within the pueblo group and that the people were warring among themselves. A more widely held theory, however, is that at this time nomadic Indians entered the area and the people were forced to defend themselves against an outside enemy. Only further research will solve the problem.

It must again be pointed out that the 12th century is a confused period in the Mesa Verde. There has been almost no excavation of ruins dating from this century and solutions for the problems will come only through intensive excavation.

Occupation of the Mesa Verde ended just before A. D. 1300. This was the period of the great drought of 1276-99. Since abandonment seems to have occurred at the time of the drought, it is considered the chief cause for the desertion of the Mesa Verde by the agricultural Indians. Internal strife, enemy trouble and other unknown factors may have been contributing causes for the abandonment of the area. As the people left the Mesa Verde they seem to have moved southeast to the Rio Grande. There they merged with other Pueblo groups and soon lost their Mesa Verde identity.

Table 1.—Southwest Classificatory Systems as They Relate to the Mesa Verde Region


Painted Hand Pueblo

Painted Hand Pueblo, perhaps the best of the visible backcountry sites, is quite centrally located in the monument along paved road 10, which in the west links with the main section of Hovenweep National Monument, in Utah, and in the east connects with roads 8B and CC from US 491. From this direction, the road leaves the flat farmland after several miles, entering more overgrown, less developed surroundings, running along a mesa between Ruin Canyon to the north and Hovenweep Canyon to the south. The land remains privately owned for a few more miles, until the road crosses into the monument and reaches a junction with a side road (number 4531) to the pueblo, this 17.4 miles from US 491 (via road 8B), and 5 miles from the Utah stateline. The trailhead for the short hike to the pueblo is 1.1 miles south, and the track is generally fine for regular vehicles though a wash crossing quite soon may be wet and muddy. The track crosses a patch of private land for a short distance then re-enters the monument. The parking area is on the east side, on the rim of Hovenweep Canyon beyond, the road, now somewhat rougher, continues another 1.4 miles to the Cutthroat Castle unit of Hovenweep National Monument. The path runs along the rim for 1,000 feet then splits, one branch dropping down through a narrow gap between two rocks to the base of a circular tower - the most eye-catching ruin at the site - while the other branch continues a little further then descends more gently. The tower is built on a projecting rock, wider on top and narrower below at the lower level, under the rim, are some wall remnants, some faint handprint pictographs, and soot on the ceiling. Near the tower is another small ruin, more faded pictographs, and at least one petroglyph. The trail passes several other small masonry remains before returning to the rim. Many large grey boulders are scattered around, some of which may have other rock art. To the south, the land slopes gradually down by 200 feet, into the wide, shallow canyon, beyond which, 15 miles away, is the distinctive outline of Sleeping Ute Mountain.


10 Ways to Discover Mesa Verde Country

Take a few days to explore Mesa Verde National Park and the towns of Cortez, Dolores and Mancos, where history, outdoor adventure and family attractions rule the landscape.

1. Become a Junior Ranger at Mesa Verde National Park

The park is one of Colorado ’ s must-visit attractions — and one of the nation ’ s most important archaeological sites — for visitors of any age. Kids get a particular thrill from the park ’ s Junior Ranger program.

2. Dig Deeper at Crow Canyon Archaeological Center

Once you’ve been inspired by all the amazing finds at Mesa Verde, sleuth for your own treasures at this research center in Cortez under the tutelage of archaeologists and American Indian scholars — for just one day or for a whole week!

3. Let Native Guides Show You Around Ute Mountain Tribal Park

For a truly authentic cultural experience, native guides interpret this 125,000-acre park’s cliff dwellings, pictographs, surface ruins and artifacts. The Ute Mountain Ute guides are the only way to access the land that holds these precious pieces of history.

4. Saddle Up for a Western Adventure

Live the cowboy dream on a horseback ride or pack trip into the quintessentially Western landscapes and backcountry of the area. Rides are available from one hour to multiple days for riders of all experience levels.

5. Shop Authentic Handcrafted Art & Pottery

The work of local and Native American artisans can be found in Mesa Verde Country’s galleries, trading posts and other locales, many of which have been in the same families for generations.

6. Eat Like a Local

The area ’ s had about 2,000 years to develop distinct flavors harvested nearby. The best way to sample the local bounty is at restaurants serving farm-to-table fare. Find other options, from Southwest specialties to cowboy chow, as well.

7. Tour More Ancient Sites

Start at the Canyons of the Ancients Visitor Center & Museum to learn about the cliff dwellings, kivas and rock art you ’ ll see at these two national monuments: Canyons of the Ancients and Hovenweep . Bring or rent a bike or hike Canyons of the Ancients. If you still hunger to see more of the region, visit Four Corners Monument, about 30 miles away. Either way, top off the day with a sunset and a glass of wine at local wineries.

8. See a Show

The Sunflower Theatre in Cortez hosts cowboy music, jazz quartets, lectures and much more!

9. Get Your Life on Singletrack

Mesa Verde Country has more than 600 miles of singletrack mountain biking. The Phil ’ s World Trail System outside Cortez has 60 of those miles alone, including the famous, rollercoaster-like Rib Cage trail.

10. Hike, Bike, Fish & Camp in Dolores

This corner of the massive San Juan National Forest, which covers 1.8 million acres in southwest Colorado, is perfect for those seeking solitude in nature. Boat and fish along the Dolores River or McPhee Reservoir — the second-largest body of water in Colorado.


8. See Ancient Farming Terraces

Farming terrace with check dams NPS

The Ancestral Puebloans farmed the mesa top for crops such as corn. See evidence of their farming terraces on the .5-mile Farming Terrace Trail. You’ll see prehistoric check dams which created the terraces. Can you imagine farming on the arid mesa?


View the Park from a Fire Lookout

Park Point is the highest elevation point in the park at 8,572 ft.Photo Credit: Depositphotos Mesa Verde Fire Overlook. Autor de la foto: Dsdugan/Wikimedia Commons

Evidence of fire is obvious as you drive through the park. Stop by the Park Point Fire Lookout to get a feel for what watching this special park for fires must’ve been like. Originally built in 1939 and remodeled in 2009, the fire tower also is the highest point in the park.


Step House

The Trail to Step House

Step House is a free, self-guided cliff dwelling. Open between spring and fall please check Hours of Operation.

The Step House trailhead is located next to the Wetherill Mesa kiosk. The one-mile trail is steep (a 100 foot descent and ascent on a winding path). Your time in the site is self-paced so you can enter and exit at your leisure. There is a ranger on duty in the dwelling to answer questions. Allow approximately 45 minutes to visit Step House.

The sites on Wetherill Mesa provide for much quieter and slower paced visit. It is worthwhile to spend at least half a day on Wetherill Mesa. It usually takes 3 to 4 hours to visit the Wetherill sites, but can easily take longer if someone wants to take advantage of all the walking and bicycle trails in the area. If you plan to also take a hiking tour of Long House, make sure to purchase a tour ticket before driving to Wetherill Mesa.

Partially reconstructed pithouse at Step House

The Step House alcove is unique at Mesa Verde because it provides clear archeological evidence of two separate occupations—a Basketmaker III (BM III) pithouse community dating to early 600s CE, and a Pueblo III (P III) masonry pueblo dating to the 1200s. Basketmaker III sites are difficult to locate within alcoves because of later cliff dwelling activity. But because the Step House pueblo was built on the south end of the 300-foot (91 m) long alcove, it left at least part of the BM III site undisturbed. The six pithouses located here clearly indicate that at least some individuals chose to build their homes in alcoves a good six centuries before the construction of the now famous cliff dwellings.

Basketmaker III baskets

Because of the stunningly crafted baskets found with pit structures dating from about 550 to 750 CE, early archeologists named the people and the time period in which they lived, "Basketmaker." Today, although archeologists refer to the “Basketmaker” and “Pueblo” time periods, they recognize that the people are simply different generations of the same cultural group now known as the Ancestral Pueblo people.

Compare Step House in the late 1800s and today

The Step House alcove contains six known Basketmaker III pit structures and a Pueblo III masonry pueblo with 27 rooms and 3 kivas. The first known excavation of Step House was by Gustaf Nordenskiõld, who was guided by local ranchers, the Wetherills in 1891. Although we now realize that some of the artifacts they discovered were from the earlier BM III period, they did not locate the pithouses and probably did not know about the earlier occupation.

Later in 1926, Park Superintendent Jesse L. Nusbaum and his crew excavated the first three pithouses. They were located beneath a midden that included a two- to six-foot-deep (0.6 to 1.8 m) layer of refuse such as animal bones and broken pottery that had been deposited by the later Pueblo III occupants some 500 years later.

In 1962, Robert Nichols and Al Lancaster worked at Step House as part of the Wetherill Mesa Project. They stabilized existing masonry structures and cleared trash and debris down to the alcove floor. A series of retaining walls running along the front of the masonry pueblo were discovered and restored or reconstructed. They also uncovered three additional pithouses, two of which were buried underneath the Pueblo III masonry pueblo.

All archeological sites, especially those with standing architecture like Step House, require continued assessment and maintenance. Natural factors such as rainfall and alcove spalling, as well as animals and insects, all impact the integrity of the site's fabric. As a public site, conditions at Step House are routinely monitored on an annual basis. To learn how the park continues to preserve archeological sites for future generations, visit Archeological Site Conservation Program.


Ver el vídeo: Misteriosas Criaturas Humanoides Captadas En Cámara (Diciembre 2021).